Menú

¿Adiós a los Estados Unidos Mexicanos?

El presidente de México quiere dejar su cargo con una iniciativa que ha levantado polémica y hasta burlas: el cambio del nombre oficial del país.

9
El presidente de México quiere dejar su cargo con una iniciativa que ha levantado polémica y hasta burlas: el cambio del nombre oficial del país.
Felipe Calderón, durante la presentación del proyecto. | Foto: www.presidencia.gob.mx

Como si México no tuviera otros asuntos muchos más importantes que atender, como combatir a los cárteles de la droga que han dejado miles de muertos, el presidente Felipe Calderón no ha encontrado mejor iniciativa antes de dejar su cargo que proponer un cambio en el nombre oficial del país.

Sólo una semana antes de abandonar la presidencia y en un acto celebrado en la residencia oficial de Los Pinos, Calderón ha presentado un proyecto para que el país cambie oficialmente su nombre a México en lugar del actual, Estados Unidos Mexicanos. Aunque reconoció que "no tiene el sentido de urgencia", sí dijo que "tiene importancia relevante" ya que "es un asunto de la mayor importancia porque el nombre de un país expresa una relación simbólica con todo aquello que designa; con su gente, con sus orígenes, con su cultura, con sus costumbres y, sobre todo, con su identidad".

Para justificar su proyecto, el presidente no dudó en hacer referencia a datos históricos. Apuntó que "la palabra México nos remite a nuestras raíces indígenas, a los antiguos mexicas que orgullosamente se reconocían con ese nombre único" y agregó que "los mexicanos aquí, en México y en cualquier parte del mundo que nos encontremos nos referimos a la patria como México". Por eso, insistió en que "es tiempo de que los mexicanos retomemos la belleza y sencillez del nombre de nuestra patria: México. Un nombre que coreamos, que cantamos, que nos alegra, que nos identifica, que nos hace llenarnos de orgullo".

Como es evidente, esta iniciativa no ha dejado indiferente a los mexicanos. Como ejemplo, el columnista Horacio Zaldívar, en una columna en el diario Vanguardia titulado "La última de Felipe Calderón", opina que se trata de una "triste despedida, patética diría yo, el ocupar los pocos días que le restan en el cargo en otra serie de ocurrencias, similares como con las que intentó gobernar el país". Para acabar, señala: "Señor presidente, de mi parte, en forma personal, le hago una respetuosa solicitud, súplica pues. Olvide que México existe, piérdase en los confines del planeta, huya con su prole, pero por favor no regrese jamás, habremos de agradecérselo para siempre..."

Por su parte, Jairo Calixto Albarrán dice en su artículo "¡Viva Estados Unidos Mexicanos, cabrones!" publicado en Milenio, y en tono irónico, que "lo que me extraña es que el todavía señor de Los Pinos no propusiera cambiar el nombre de México por Felipe de Jesús o Genero García Luna, que hubiera sido lo más idóneo". Y es que, según él, hay "pocas cosas tan lógicas como esta idea del inminente próximo ex presidente. Al fin de cuentas, según su corte de caja, todo quedó rechinando de limpio, ya no quedan pocas cosas importantes en las cuales pensar". Apunta que "basta ya de andar gritando arengas interminables como el "¡Viva Estados Unidos Mexicanos, cabrones!" y por eso acaba su escrito con un claro "¡Viva México, cabrones!"

Como es evidente, una de las últimas propuestas de Calderón no sólo ha generado críticas sino comentarios más que irónicos, como éste último. Lo que es seguro es que esto contribuirá para que Calderón deje su cargo sin pena ni gloria.

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios