Menú

Maduro "adelanta" el carnaval para acallar las protestas

El chavista busca esconder la realidad. Ahora extiende los días festivos coincidiendo con el carnaval para acallar las protestas opositoras.

3
El chavista busca esconder la realidad. Ahora extiende los días festivos coincidiendo con el carnaval para acallar las protestas opositoras.

Pese a los más de diez muertos que ya registra esta crisis en Venezuela, iniciada el pasado miércoles 12 de febrero, el presidente Nicolás Maduro parece tener motivos de felicidad y ganas de celebración. Si hace unos meses decidió adelantar la Navidad para dar al pueblo "la suprema felicidad social", ahora lo hace con los carnavales extendiendo el periodo de días festivos.

El hecho es que el Gobierno decretó festivos los días jueves 27 y viernes 28 de febrero día para conmemorar el Caracazo de 1989, una revuelta popular contra las alzas de precios y tarifas que fue sofocada a tiros por militares y policías. El parte oficial de entonces cifró en unos 300 los muertos, aunque otras versiones apuntaban a unos 3.000 las víctimas mortales. Esos dos días festivos se suman a los días de carnaval –3 y 4 de marzo–, por lo que los venezolanos tendrán casi seis días de vacaciones.

En un discurso ante sus seguidores, Nicolás Maduro dijo: "Aquí la disyuntiva es: felicidad versus amargura, odio versus amor, violencia versus paz, carnaval versus fascismo. ¡El carnaval va con todo, con la cultura, con los niños, con la juventud! (…) Va a haber carnaval, va a haber felicidad, carrozas, parranda, fiesta rumba revolución en felicidad y en alegría. ¡Qué viva el carnaval venezolano!"

Por su parte, los dirigentes de la oposición rechazaron que se festeje algo en estos momentos. Para la alcaldesa de Maracaibo, Eveling Trejo, "no tenemos nada que celebrar en estos momentos que vive el país. Prudencia y Moderación. Estamos con los estudiantes". Por su parte, Ramón Muchacho, alcalde de Chacao (distrito de Caracas), una de las zonas más afectadas por la represión chavista, escribió en su cuenta de Twitter que "oficializamos la suspensión de las actividades de Carnaval en Chacao. No estamos para celebraciones".

Los empresarios, en contra

Poco después de este anuncio, la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) se mostró en contra de la decisión porque el país tendrá seis días seguidos de asueto y ello complicará el desabastecimiento. El vicepresidente de la principal patronal venezolana, Carlos Larrazábal, señaló que "un país no sale adelante con días festivos, sino trabajado. Las decisiones que toma el Gobierno en materia de orden político van en contra línea a las soluciones al desabastecimiento".

Además, recalcó que "seis días sin trabajo (...); cuando vemos los anaqueles (de los supermercados) vacíos, meterle seis días sin trabajo es delicado; llamo a la reflexión para que esta medida sea reconsiderada".

La escasez, culpa de las marchas

Pese a que estas decisiones puede empeorar aún más la situación del abastecimiento, Maduro culpó a los grupos de manifestantes violentos de la escasez de alimentos, tras denunciar la "quema de camiones de carne". Por eso dijo que "ahora me van a echar la culpa a mí si hay escasez, si no dejan pasar camiones con arroz, con granos, con leche, con harina a San Cristóbal".

Por eso, reclamó a la oposición que "retire a grupos violentos de las calles" e insistió en que "hay espacio político en Venezuela" para participar de forma democrática. "Le recomiendo a la oposición que me cuide mucho para que este país tenga paz y ellos puedan seguir haciendo política. Lo mejor es que esté Maduro al frente del gobierno", añadió.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios