Menú

Una modelo, gran protagonista del primer debate en México

A menos de dos meses para las presidenciales, los candidatos se enfrentaron en un primer debate. Sin embargo, ninguno de ellos fue el protagonista.

0
A menos de dos meses para las presidenciales, los candidatos se enfrentaron en un primer debate. Sin embargo, ninguno de ellos fue el protagonista.
Julia Orayen, protagonista del debate.

México espera con ansias la jornada electoral del 1 de julio en la que se enfrentarán cuatro candidatos principales que pugnarán por suceder a Felipe Calderón al frente de México. Hace ya varias semanas que todos ellos están en campaña pero este domingo se vieron las caras en el primer debate.

Enrique Peña Nieto, del opositor Partido Revolucionario Instituticional (PRI), Josefina Vásquez Mota, de Acción Nacional (PAN), Andrés López Obrador, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y Gabriel Quadri del Partido Nueva Alianza, fueron los que aparecieron en las pantallas pero pese a la importancia de la cita, las redes sociales y todo Internet se centraron en otro personaje: la modelo que formó parte de la organización.

Se trata Julia Orayen, una modelo que en su momento posó en la edición de bicentenario de la revista Playboy en México. Según menciona Proceso, la página TweetReach recibió cerca de 18.708 menciones a la modelo durante el debate. Además, Terra México cuenta que pasadas las 21:00 horas se creó el perfil de Twitter @LaEdecandelIFE, que para la medianoche superaba los 11 mil 500 seguidores y que ya tiene más de 13.000.

Peña Nieto, el objetivo de los rivales

Aparte de la modelo, la atención se centró en los ataques recibidos por el candidato del PRI y para muchos favorito, Enrique Peña Nieto. Según el diario El Universal, los candidatos a las elecciones se enfrascaron en acusaciones por sus gestiones en el servicio público y se lanzaron retos para verificar compromisos, resultados y deslindes políticos.

Peña Nieto, quien tiene una ventaja de 20 puntos sobre la oficialista Vásquez Mota, fue acusado por la candidata "panista" de provocar un desplome del índice de competitividad del estado de México cuando fue gobernador (2005-2011) y de frenar, junto con su grupo político, una reforma laboral que generaría "40.000 empleos formales cada año". Además, recordó que su gobierno en la capital azteca fue calificado como uno de los más corruptos por la ONG Transparencia Mexicana.

Ante los ataques, el candidato del PRI sostuvo que le parecía insuficiente el tiempo para responder "a quienes pareciera se hubiesen puesto de acuerdo, PAN y PRD nuevamente, porque vienen el día de hoy con la navaja muy afilada".

El debate, el primero de dos programados por el Instituto Federal Electoral (IFE), tuvo un formato rígido y se extendió por dos horas. Los cuatro aspirantes respondieron doce preguntas sobre economía y empleo, seguridad y justicia, desarrollo social y desarrollo sustentable.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios