Menú

Annan dice que el presidente sirio se ha comprometido a retirar sus tropas del Líbano

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, anunció este martes que el presidente de Siria, Bachar al Asad, se ha comprometido a llevar a cabo la retirada completa de sus tropas y sus servicios de seguridad del Líbano, según lo establecido en la resolución 1.559. Annan se reunió este martes con Al Asad en Argel en un encuentro celebrado al margen de la cumbre de la Liga Árabe que se celebra en la capital argelina.

0

L D (EFE) Kofi Annan, que calificó de "constructiva" la reunión mantenida con Al Asad, declaró a la prensa que acordó con el presidente sirio la presentación de un calendario para comienzos de abril en el que se explicita las retirada completa de las tropas y los agentes secretos sirios del territorio libanés, adonde llegaron en 1976.

"La retirada ya ha comenzado y continúa. (Asad) está trabajando sobre un calendario que se ha consultado con las autoridades libanesas y retirará a sus tropas a territorio sirio. No sólo a los soldados, sino también a los servicios de seguridad, así como su material logístico y equipamiento", manifestó Annan. "El presidente Asad me ha confirmado que su intención es poner en práctica lo establecido en la resolución 1.559, en todos sus términos", subrayó el secretario general de la ONU. "El presidente Al Asad ha explicado que el proceso de retirada ha comenzado y será concluido", añadió Annan, quien no precisó una fecha para la culminación de dicha retirada.

Tanto la ONU, como en particular Francia y Estados Unidos han presionado en los últimos tiempos a Siria para que retire a sus tropas y sus agentes secretos del Líbano, adonde llegaron en 1976 por mandato de la Liga Arabe para actuar como fuerza de interposición entre las diversas facciones que acababan de comenzar la guerra civil libanesa. Sin embargo, tras la firma de los acuerdos de Taif (1989) que pusieron fin al conflicto libanés, y que preveían la salida (sin fecha clara) de las fuerzas sirias, el régimen de Damasco decidió mantener su presencia militar en el Líbano, pese a la crítica de la comunidad internacional y de amplios sectores de la sociedad libanesa.

El asesinato, el pasado 14 de febrero, del ex primer ministro libanés Rafik Hariri, opuesto a la abrumadora presencia siria en su país y de cuya muerte se acusó al régimen de Damasco, si bien éste rechazó con vehemencia esas imputaciones, fue el detonante que desencadenó una corriente popular conocida como "revolución de los cedros", en demanda de la salida de las fuerzas sirias del Líbano. De hecho, Damasco dice que ha retirado en pocas semanas a unos 4.000 de los 14.000 efectivos militares que permanecían en el Líbano, el resto de los cuales están concentrados en el valle de la Bekaa, al este del país.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios