Menú

Rajoy se blinda con sus más fieles

Rajoy impone su impronta nada más aterrizar en Moncloa y se rodea de fieles. Sáenz de Santamaría llevará el peso del gabinete.

0

Mariano Rajoy se rodea de un equipo hecho a su medida. Más que eso, estamos ante un Ejecutivo muy marcado por la afinidad personal de sus componentes con el presidente. Diseñado para no tener problemas. De su círculo próximo, incluyendo cupos importantes como el catalán y el andaluz. Se echa de menos algún independiente de prestigio, en línea con aquello de que "me reodearé de los mejores", que tantas veces pronunció. Sólo José Ignacio Wert se aleja del perfil general de guardia de corps, y eso que es cercano a Pedro Arriola.

Trece ministros, cada uno con su cartera, con solo cuatro mujeres, lejos de los gobiernos 'paritarios' de la era Zapatero. Bien es cierto, que una de ellas será la persona con más poder en el Consejo de Ministros. El presidente del Gobierno pretende estar atento a todo, pero con una mano derecha fuerte como para enfrentarse a la opinión pública, y que le proteja de los micrófonos. Él quiere dedicarse "a lo importante". Por ello, junto a él estará Soraya Sáenz de Santamaría, su puntal para una época que, advierte, será muy complicada. Le hace vicepresidenta primera y portavoz así como ministra de Presidencia. Todo pasará por ella, pero en especial tendrá el peso político del gabinete. Tal es la confianza del jefe del Ejecutivo que le encarga la única vicepresidencia.

Por importancia, el otro nombre a llevar al titular es el de Luis de Guindos, encargado de Economía y Competitividad. Este diario ya le descubrió ejerciendo de titular del ramo en un reciente foro de la Fundación FAES, de la que es activo. Entonces, habló de "qué hacer" cuando llegara al Gobierno. Rajoy siempre le tuvo en mente, hasta el punto de que le reclamó papeles en más de una ocasión. No tiene carnet del PP. Su aliado, su mano derecha, será Cristobal Montoro, que repite al frente de Hacienda. El presidente le premia así por ser la voz del Partido Popular en materia económica los últimos cuatro años. La presión del aparato siempre fue muy fuerte, ya que consideraban "injusto" que fuera apartado por algún independiente. Ambos, como secretarios de Estado, formaron parte del equipo de colaboradores más cercanos a Rodrigo Rato, que afrontó el reto de cumplir los criterios de Maastricht para entrar en el euro.

Tanto Montoro como también Sáenz de Santamaría ven su poder aún más reafirmado si cabe con la presencia de Fátima Báñez, convertida en la revelación del equipo económico de Génova. Dirigirá ni más ni menos que Empleo, una de las carteras más complicadas pues pone cifra al paro.

La incorporación más polémica es la de Alberto Ruiz Gallardón al frente de la cartera de Justicia. Rajoy llamó al aún alcalde el martes por la noche, para que empezara a gestionar el traspaso de poderes. Manuel Cobo se irá con él, según fuentes solventes. A Gallardón le tocará gestionar asuntos tan delicados como las irregularidades del 11-M o el chivatazo a la banda terrorista ETA, y que el PP se comprometió investigar hasta conocer toda la verdad.

El Ministerio del Interior estará dirigido por Jorge Fernández Díaz, que consigue así entrar con fuerza tras el pinchazo como presidente del Congreso de los Diputados. Las fuentes explican que "sí o sí" debía de entrar un dirigente catalán, aunque no pocos se molestan porque Rajoy haya dejado fuera a Ignacio Astarloa. "No hay contrapeso, los dos son del mismo palo", dicen en los sectores más firmes.

Previsibles fueron las inclusiones de Ana Mato, que gana enteros al frente de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y Ana Pastor, que ocupará la cartera de Fomento. En el caso de la primera, deja abierta la puerta a cambios importantes en el organigrama interno del PP, que cambia en el congreso que el partido celebra en Sevilla. Esteban González Pons podría sustituir a María Dolores de Cospedal al frente de la Secretaría General.

Para Exteriores y Cooperación, un amigo de los de verdad: José Manuel García Margallo, que ayudó al presidente a escribir sus memorias, y éste se lo agradeció expresamente. De perfil muy económico, casa como anillo al dedo para el superministerio que ha diseñado, se enfrentará a una intensa agenda internacional en los primeros meses de gobierno.

Pedro Morenés fue ya en su día secretario de Estado de Defensa, y ahora sube un peldaño convirtiéndose en ministro. Ambos trabajaron juntos en Interior. Rajoy quería para este cargo un carácter técnico y que calmara a unas bases del Ejército que, en la época socialista, llegaron a filtrar un profundo malestar. El objetivo, "sanear la casa tras la era de Chacón", en voz de fuentes populares.

No habrá que perder de vista a José Ignacio Wert, de la cuerda de Arriola, sociólogo de cabecera del presidente. Será ministro de Educación, Cultura y Deportes y tampoco es militante popular. Ninguna sorpresa supuso el nombre de José Manuel Soria para Energía y Turismo, habida cuenta de que fue presidente de los populares Canarios, una región que vive casi en exclusiva de la llegada de visitantes.

La tercera cartera recae para otro de los fijos: Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente estará en manos de Miguel Arias Cañete, que repite. A él le tocará enfrentarse a uno de los conflictos más próximos para el gabinete de Rajoy: dar el callo en Bruselas a fin de sacar adelante las ayudas del sector, que están amenazadas.

Nada más dijo Rajoy, que presidirá la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, en una decisión sin precedentes. En su primera comparecencia pública en Moncloa, en la sala de los tapices, rechazó explicar nada más; el mapa de competencias será publicado el jueves por decreto. Salió sonriente y se marchó rumbo a su residencia privada; hasta después de navidades no pernoctará en Moncloa.

Fuentes del entorno del jefe del Gobierno aseguraron que el grueso de llamadas se realizaron las horas antes, si bien algunos privilegiados supieron de la estructura del Gobierno bastante antes. Trece carteras, nunca hubo tan pocas en democracia, si bien se esperaba un adelgazamiento mayor. En clave política, una idea: Rajoy ha puesto a los suyos, a los que siempre estuvieron con él. Exministros de Aznar, sí, pero ninguno de ellos tosió a Rajoy en los peores momentos. Sáenz de Santamaría supervisará para que todo salga como el jefe ordene.

Esta es la lista completa:

Vicepresidenta, Ministra de Presidencia y portavoz: Soraya Sáenz de Santamaría

Ministerio de Asuntos Exteriores: José Manuel García Margallo

Ministerio de Interior: Jorge Fernández Díaz

Ministerio de Defensa: Pedro Morenés

Ministerio de Justicia: Alberto Ruiz Gallardón

Ministerio de Economía y Competitividad: Luis de Guindos

Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas: Cristóbal Montoro

Ministerio de Industria, Comercio y Turismo: José Manuel Soria

Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente: Miguel Arias Cañete

Ministerio de Educación y Cultura: José Ignacio Wert

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad: Ana Mato

Ministerio de Fomento: Ana Pastor

Ministerio de Empleo y Seguridad Social: Fátima Báñez

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 24 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation