Menú

Soria, el amigo fiel de Rajoy

Hombre fiel a Rajoy, lleva meses en todas las quinielas de ministrables.

Libertad Digital
0
José Manuel Soria | Archivo

Es uno de los dirigentes regionales del PP con mayor proyección política. Fiel a Rajoy en los años en que el liderazgo del presidente de los populares al frente del partido estuvo en tela de juicio, se le coloca en el partido entre los más próximos a Alberto Ruiz Gallardón.

Le une al presidente del Gobierno una fuerte amistad personal, labrada debido a las continuas escapadas que Rajoy hace a Gran Canaria, donde reside el padre del nuevo presidente. De hecho, la mujer de Soria y la de Rajoy mantienen una excelente relación fruto de estas continuas visitas a las Islas Canarias.

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, su valía le sirvió para destacar en su carrera como funcionario en la Administración durante la década de los ochenta con importantes puestos relaciones con la industria y el comercio exterior, como analista de Mercado para Venezuela y el Caribe en la Embajada de España en Venezuela, jefe del Servicio de Importaciones del Ministerio de Comercio, jefe del Servicio de Comercio Exterior del Ministerio de Comercio, asesor del Gabinete del Ministro de Economía y Hacienda o jefe del Gabinete de la Secretaría General de Comercio.

Comenzó su carrera política como alcalde de Las Palmas (1995-2003), desde donde pasó a la presidencia del Cabildo Insular de Gran Canaria (2003-2007). Entre 2007 fue vicepresidente de Canarias y consejero de Economía y Hacienda.

La confianza de Mariano Rajoy en su persona hizo que le fuera encargada la ponencia política –la más importante– que debía ser aprobada en el congreso que el Partido Popular celebró en junio de 2008 en Valencia, meses después de las últimas elecciones generales ganadas por Zapatero. El encargo de la elaboración del texto lo compartió con la por entonces presidenta del PP vasco, María San Gil, y la presidenta popular en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho.

La posición que la formación popular debía tener con los nacionalismos creó una importante fricción entre los redactores de la ponencia. Soria remitió un texto preliminar a San Gil, que le fue devuelto por la ex líder popular con las correcciones que ella creyó pertinentes. El máximo responsable del PP canario remitió entonces un SMS a la dirigente vasca: "María, he recibido tu ponencia. ¡Arriba España!". Ese mensaje cristalizó las diferencias entre los ponentes, que acabaría con la dimisión de María San Gil tras una reunión en la sede de Génova con el propio Mariano Rajoy.

Olvidadas ya las diferencias internas en el PP, José Manuel Soria pasó por sus momentos más delicados en política. La Fiscalía Anticorrupción, instrumentalizada por el Gobierno Zapatero, se lanzó contra el dirigente popular con una doble intención: por un lado, intentar destruir su carrera política y erosionar de paso a todo el Partido Popular, por el otro, herir de muerte la alianza CC-PP que mantenía a los socialistas en la oposición en las comunidad insular.

La acusación contra el futuro ministro fue la de cohecho y prevaricación. Según los peones de Cándido Conde-Pumpido, cuando era presidente del Cabildo de Gran Canaria había sido invitado junto a su familia por un empresario noruego para, con todos los gastos pagados, pescar salmón durante el verano en Noruega y Suecia a cambio de que su administración concediese favores al empresario. Soria defendió hasta el final su inocencia, esquivando la caza de brujas montada por el PSOE nacional y canario. La justicia le dio la razón: el TSJ de Canarias archivó la causa al no haber indicios de delito.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Rufián, indignado con Iglesias: "Mientes a sabiendas y marcas un antes y un después"
    2. "Y la montaña parió un ratón": Casado, durísimo con Sánchez y su "humo" sobre Cataluña
    3. Maroto premia la jubilación anticipada en la industria a costa de agravar el agujero de las pensiones
    4. Abascal pide al Supremo encarcelar a Torra y amenaza a Sánchez con una querella
    5. Torra se niega a frenar a los CDR y se ratifica en la balcanización
    0
    comentarios

    Servicios