Menú

Rajoy le dice a Rubalcaba que no cambiará su política económica

Hablaron durante 20 minutos, y Rajoy le dijo a Rubalcaba que no cambiará su discurso económico. Se verá con él el viernes, en Moncloa.

0

Por fin se produjo la llamada telefónica, muy importante para el PSOE y de trámite para el Gobierno. Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba conversaron durante veinte minutos sobre la crisis económica en general y la cumbre europea, que se celebra este miércoles, en particular. Despacharán más tranquilamente el viernes, cara a cara, en la Moncloa.

El presidente del Gobierno no se movió de sus tesis. Admitió ante el líder de la oposición que son necesarias políticas de crecimiento, si bien le recordó que este mensaje no le suena a nuevo. De hecho, explica su entorno, ya en campaña electoral, el PP dejaba bien claro que era necesario combinar políticas de austeridad con reformas que permitan crecer y crear empleo.

Exactamente eso tuvo que escuchar Rubalcaba del presidente. Que sin disciplina fiscal no se llega a nada por lo que es de obligado cumplimiento el objetivo del déficit público, situado en el 5,3% para el año en curso. No habrá relajación, a pesar de lo que diga Francia u otro país miembro. La tercera pata del discurso del jefe del Ejecutivo fue la expuesta en Chicago ante los medios de comunicación: "Los más urgente ahora es solucionar los problemas de liquidez", le dijo, según fuentes conocedoras de la conversación.

Para el presidente, es imprescindible que cuanto antes la Unión Europea articule algún tipo de respuesta para garantizar la estabilidad financiera. En este sentido, algunos miembros del gabinete, y también del PP, hablan abiertamente de comprar deuda o de inyectar liquidez, o de una suma de ambas recetas. El presidente, en público, no ha llegado nunca tan lejos. En la conversación con Rubalcaba, algunos portavoces entienden que sí, si bien nadie quiso confirmarlo.

Rubalcaba y el crecimiento

La versión del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, es que ambos, presidente del Gobierno y líder de la oposición "han acordado defender las políticas de crecimiento y creación de empleo en Europa, especialmente para jóvenes".

El líder socialista también se mantuvo en sus trece en su posición de defender "que se flexibilice el calendario de ajuste y la importancia de los euro bonos y un papel más activo del Banco Central en las políticas de crecimiento". Ambos hablaron de la situación de Grecia y acordaron defender que continue en el euro.

La breve conversación quedó aplazada hasta este viernes en el Palacio de la Moncloa. Día en el que además de los asuntos económicos, tendrán que abordar la renovación de los órganos constitucionales después de que este martes el Tribunal Costitucional haya advertido al Congreso de los Diputados de la vulneración constitucional que supone el bloqueo en la renovación de los miembros que han de ser renovados por la Cámara Baja.

También con Durán

Tal y como anunció en la víspera, Rajoy también departió con Duran Lleida, portavoz de CiU en el Congreso y hoy por hoy su socio preferente. Destacan en el Ejecutivo que con los nacionalistas catalanes sí es posible llegar a acuerdos; sí les apoyan en las decisiones difíciles. En conclusión: existen puentes de comunicación, hasta el punto de que CiU respaldó el trámite para la renovación de RTVE propuesto por el PP.

El parlamento con Duran fue una forma de rebajar la charla con Rubalcaba. Así lo confiesan desde el propio Ejecutivo, donde es palpable el enfado con el PSOE, habida cuenta de que prácticamente nadie se cree que quieran consenso cuando dicen "no a todo" y "se suman a las protestas". A Rajoy le molestó especialmente el rechazo a la Ley de Estabilidad Presupuestaria, nacida con José Luis Rodríguez Zapatero, y que fue al Congreso de los Diputados en un momento especialmente delicado para el país, con la confianza en la marca España cogida con alfileres.

El Ejecutivo, que informó de sendas conversaciones vía sms, aún tuvo un feo más con el secretario general del PSOE, al iniciar el mensaje de texto destacando que "Rajoy cita a Duran y a Rubalcaba a sendas reuniones" en el complejo presidencial. Primero, el nacionalista. Los encuentros se producirán después del Consejo de Ministros y, de acuerdo con la agenda del presidente, compartirán protagonismo con un despacho previamente preconcebido con Ángel Biel, presidente de las Cortes de Aragón.

Una cita después de la reunión informal del Consejo Europeo, no antes. Porque "la agenda del presidente es exactamente eso, su agenda", inciden en Moncloa. Tras despachar con Angela Merkel en un barco por el río Chicago, ser llamado para participar en la cumbre del crecimiento que se celebrará en Italia o mantener un aparte con David Cameron, el presidente se siente fuerte. Cree que su mensaje empieza a calar en Europa y que "volvemos a estar en la locomotora". Antes de la cita en Bruselas, se verá con Fraçois Hollande, y le informará de que está con la canciller alemán en armonizar austeridad con crecimiento.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation