Menú

Rajoy 'apretará' a sus barones para que cumplan con el déficit

No habrá fisuras públicas pero sí debate interno. Hacienda advierte: "Hay que hacer más". Guindos cree que el esfuerzo del Estado es mayor.

0

El pasado jueves, Luis de Guindos aseguró que hay "más esfuerzo en la administración central que en la autonómica" y que "eso es lo que preocupa ahora". Así, hacía público el temor de las instituciones europeas y organismos internacionales como el FMI de que las comunidades no vayan a cumplir con el objetivo de déficit público, un "irrenunciable" 1,5%, así como el firme compromiso del Gobierno de meterlas en cintura.

La otra cara de la moneda la ofreció Esperanza Aguirre que, presente en el acto, se revolvió e hizo visible su reprobación. Lidera la región más austera, en principio con menos problemas para alcanzar con la meta del déficit, pero "tendremos que hacer malabarismos", advierten desde su gabinete. Las comunidades insisten en que están "con la soga al cuello", acometiendo duras medidas y rechazan ser demonizadas.

Este choque, entre cargos del mismo color, se reeditará este lunes en el encuentro que Mariano Rajoy mantendrá con sus barones autonómicos, previo a la decisiva reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera de esta semana. El pacto con la austeridad será unánime, pero la cita, como ya adelantó este diario, no estará exenta de debate a puerta cerrada. Los ánimos están caldeados.

La cita llega después de que los españoles reclamen ya a viva voz un cambio del modelo autonómico. Un aplastante 81% cree que las CCAA han ido "demasiado lejos" y que habría que reorganizar "funcionamiento y competencias", según Metroscopia para El País. Sin ir tan lejos como devolver carteras, como la Justicia o la Educación, al Estado, el presidente les pedirá a los suyos que den ejemplo y sigan ajustando y recortando.

Según fuentes del Ministerio de Hacienda, el esfuerzo hasta la fecha no es suficiente. "Tienen que hacer más y tienen que probarlo. Aquí no estamos hablando de partidos políticos, estamos hablando de cumplir porque nos la jugamos", inciden. De ahí que el Ejecutivo abra la puerta a que otras comunidades -tras Valencia, Murcia y Cataluña- se acojan a la ayuda financiera habilitada por el Estado para poder hacer frente a sus deudas, bajo control de las cuentas del equipo que dirige Cristóbal Montoro.

A los líderes regionales Rajoy también les dirá que no se puede volver a repetir una imagen de división, una vez Extremadura, Castilla y León y Galicia pidieron una flexibilización de objetivos después de que la UE lo hiciera con España en su conjunto. Pero el no de Moncloa fue rotundo, levantando a las regiones socialistas. La consigna está clara, en voz de Alfonso Alonso: "Estamos juntos y vamos juntos, primero en nuestra casa. Hay que hablar, coordinarse, para salir de la crisis". Y así lo escenificarán, una vez más -ya firmaron un manifiesto en abril, en su última cita-, en el almuerzo de este lunes.

El mapa autonómico es casi en exclusiva azul, y el presidente no quiere grietas. Ya tendrá que lidiar, antes incluso de la cita, con el andaluz José Antonio Griñán, que públicamente ha hecho sonar los tambores de guerra. "España no puede fallar en el cumplimiento del déficit, no lo vamos a permitir", insisten fuentes gubernamentales.

De momento, sólo son amenazas, si bien la Ley de Estabilidad Presupuestaria permite al Ejecutivo tomar las riendas en caso de incumplimiento; desde que vaya una delegación de Hacienda a la región infractora, a una multa, pasando finalmente por la intervención. Montoro asegura que no le temblará el pulso en caso de que sea necesario, e insiste en que hay que hacer más, poniendo el foco de atención en el entramado de empresas públicas, la mayoría en manos de las comunidades. En este sentido, el trabajo está siendo casi nulo, con excepciones como el de Baleares o Castilla-La Mancha.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 21 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation