Menú

Crisis en el PPCV: piden a Camps elecciones porque "somos un fantasma"

Francisco Camps rompe su silencio. En una bronca sesión de control y tras semanas sin responder por el caso Gürtel, ha negado que ordenara contratar con empresas de la trama corrupta y ha definido su gobierno como "el más transparente de la historia". La crisis se agudiza en el seno del PPCV.

0
Camps, en la sesión de control. | EFE

A su estilo, negando la mayor y azuzando a la oposición. El presidente de la Generalidad, Francisco Camps, ha roto su silencio sobre el caso Gürtel casi tres semanas después de que el juez Pedreira levantara el secreto sumarial y tras las presiones internas, principalmente de su portavoz Rafael Blasco, reclamándole que “diera la cara” ante los ciudadanos.

La imagen en las Cortes valencianas ha sido similar a la de otras sesiones de control: gran ovación de la bancada popular a su jefe y abucheos y caras largas por parte de la oposición. Desde el 24 de marzo el Ejecutivo no se enfrentaba a las preguntas de la Cámara.

“Jamás he dado consigna alguna en los 20 años que he sido responsable político. Mi única consigna es el trabajo, el esfuerzo, el compromiso y la vocación en defensa de los valencianos”, ha proclamado Camps ante la ovación de los suyos. Según el sumario, altos cargos de su Gobierno así como sus padres, mujer, hijos y suegros fueron agasajados por Álvaro Pérez ‘El Bigotes’, cabecilla de la rama valenciana de la trama.

El presidente regional ha insistido en que hasta ahora “nadie ha dicho que ha habido ninguna adjudicación irregular” por parte de la Generalidad, ha reiterado que su gobierno es “el más transparente de la historia de la democracia autonómica” y ha recordado que han respondido 1.500 preguntas sobre estas contrataciones.

La decisión del Supremo

Sin embargo, en el PPCV se ha instalado la idea de que “no estarán a salvo” del caso Gürtel hasta que el próximo doce de mayo el Tribunal Supremo se pronuncie definitivamente sobre la causa de los trajes. Las fuentes consultadas por Libertad Digital auguran que, tras esta sesión de control, “Camps se volverá a esconder” a la espera de lo que dicte el Alto Tribunal.

En la sede nacional de los populares también esperan con impaciencia el 12-M. “Será la prueba de fuego” para el barón valenciano, asegura un miembro de la plana mayor del partido. En la rueda de prensa posterior al Comité de Dirección del lunes, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, condicionó su futuro a la decisión del TS, si bien recalcó que “a día de hoy” es el mejor candidato a presidir la comunidad.

Reclaman elecciones anticipadas

Tras ese dictamen del Alto Tribunal, son mayoría en el PPCV quienes piensan que sería necesario “un revulsivo” para alejar el fantasma de la corrupción y “recordar a los valencianos que somos la única posibilidad real de Gobierno”. Una opción sería convocar elecciones anticipadas, extremo que -según el diario Levante- contaría con el aval de dirigentes del máximo nivel incluso del entorno del presidente.

“Ahora mismo parecemos un gobierno fantasma, un partido fantasma y empiezan a existir encuestas desfavorables, para bien o para mal, tras el doce de mayo tenemos que pasar a la acción, volver a la vida real”, sentencia un díscolo alicantino, la provincia que siempre ha sido más crítica con el modo de hacer de Francisco Camps.

Rifirrafe entre Camps y la oposición

Retomando la sesión de control de este jueves, el portavoz socialista, Ángel Luna, afirmó que su partido  trabajará para "recuperar el dinero de los valencianos", para lo que ampliarán las querellas que han presentado contra el propio Camps y otros miembros de su gobierno y de su partido, para que respondan "civilmente" del "dinero que se han llevado de los valencianos", informa EFE.

Por su parte, el portavoz de Compromís, Enric Morera, exigió a Camps que explique qué hará si el Tribunal Supremo decide reabrir la causa contra él por cohecho pasivo, ante lo que el presidente concluyó que lo que le preocupan no son "las fechas y los datos", sino "trabajar por los valencianos".

En este sentido, Camps insistió en que "jamás" ha dado ninguna instrucción como responsable político y pasó al ataque al apuntar que el que podría haberlo hecho es el portavoz socialista, ya que la empresa con la que más contrató cuando era alcalde de Alicante "fue la que luego le dio trabajo".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 18 comentarios guardados

    Servicios