Menú

El juez impide a Eguiguren aclarar sus reuniones con Otegi durante el Gobierno Aznar

No procedía preguntar por los encuentros Eguiguren-Otegi antes de 2004. El juez no permitió que el presidente del PSE, que compareció en la Audiencia Nacional como testigo de la defensa de Otegi, respondiese sobre los encuentros que mantuvo con Batasuna durante el Gobierno Aznar.

0
No procedía preguntar por los encuentros Eguiguren-Otegi antes de 2004. El juez no permitió que el presidente del PSE, que compareció en la Audiencia Nacional como testigo de la defensa de Otegi, respondiese sobre los encuentros que mantuvo con Batasuna durante el Gobierno Aznar.
Eguiguren, en su comparecencia en la AN | EFE

Jesús Eguiguren compareció este viernes en la Audiencia Nacional, tal y como estaba anunciado desde hace un par de semanas. Allí, testificó a favor del que fuera portavoz de Batasuna-ETA, Arnaldo Otegi, que junto a los también batasunos Joseba Permach y Joseba Álvarez se enfrenta a una acusación de enaltecimiento del terrorismo por el famoso mitin del Velódromo de Anoeta, celebrado el 14 de noviembre de 2004, en el que los proetarras plantearon un escenario con dos mesas de negociación, una con el Gobierno y ETA, y otra conformada por los partidos vascos.

Su entrada a la sala trajo consigo uno de los momentos más esperados: el encuentro entre el presidente del PSE y Arnaldo Otegi. Eguiguren miró al dirigente batasuno y le saludó moviendo la cabeza. Momentos después, a preguntas del tribunal, decía mantener con el portavoz de Batasuna, Permach y Álvarez "la amistad normal que surge de conocerse".

Durante su declaración, el presidente de los socialistas vascos reconoció haberse reunido con los proetarras en varias ocasiones: "He tenido reuniones con ellos –en alusión a los tres acusados– dentro y fuera del Parlamento vasco. Fundamentalmente con Arnaldo Otegi". Tras esto, la abogada de la defensa, la ex parlamentaria de Batasuna Jone Goirizelaia, intentó bucear en el contenido de estas reuniones, lo que no fue permitido por el juez.

El presidente del tribunal, el magistrado Fernando García Nicolás, tampoco permitió a la defensa preguntar por los contenidos y fechas de las reuniones celebradas antes del año 2004, en el que José Luis Rodríguez Zapatero llegó a La Moncloa. De este modo, impedía a uno de los grandes protagonistas de la negociación Gobierno-ETA hablar bajo juramento de los encuentros que mantuvo en el caserío Txillarre de Elgoibar (Guipúzcoa) con Arnaldo Otegi desde el año 2002, en pleno Gobierno Aznar y estando vigente el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo.

Este hecho fue duramente criticado por Dignidad y Justicia, presidida por Daniel Portero, hijo del fiscal jefe del TSJ de Andalucía Luis Portero, asesinado por ETA el 9 de octubre de 2000. En un comunicado, la asociación calificó de "bochornosa" la actuación del magistrado que, como bien denunciaron, dio "un trato privilegiado a Jesús Eguiguren, cortando cualquier pregunta que comprometiera al PSOE y al PSE".

Sobre los hechos que sucedieron estrictamente en el Velódromo de Anoeta, el presidente del PSE reconoció ante el tribunal que conocía el contenido de la declaración que iba a leerse en el mitin: "Habría que distinguir entre el contenido del acto, que evidentemente yo no podía saberlo pero sí sabía que iba a hacer pública una declaración que la conocía (...) Yo conocía una declaración que se iba a presentar, como lo conocía media España porque informaron a periodistas, a políticos y porque divulgaron la información. Creo que no era ningún secreto".

Siguiendo su línea de actuación, el magistrado no permitió que Eguiguren aclarase a la sala si el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero tenía conocimiento de la declaración, lo que hizo que Jone Goirizelaia diese por terminada su interrogatorio al presidente de los socialistas vascos.

Al terminar la declaración del hombre fuerte del Gobierno en la negociación con ETA, se produjo un rifirrafe que marcó la jornada en la Audiencia Nacional. La mujer de Eguiguren, la socialista Rafaela Romero, presidenta de las Juntas de Guipúzcoa, se dirigió a la presidenta de la AVT y le dijo: "el día que nos maten no lloréis". Ángeles Pedraza no dudó al contestarla: "a nosotros ya nos han matado".

El periodista estrella de Gara y Gorka Landáburu

Tras el presidente de los socialistas vascos, testificó a favor de Arnaldo Otegi el periodista Iñaki Iriondo, para quien lo más importante de lo acontecido fue "la propuesta de paz y de diálogo" que lanzaron los batasunos, y que se ha conocido popularmente como la Declaración de Anoeta. Eso sí, reconoció que fue expulsado como el resto de periodistas del mitin tras la intervención de Arnaldo Otegi, momento en el que empezó un vídeo en el que se homenajeaban etarras y varios encapuchados comenzaron a repartir zutabes –boletín interno– de ETA.

Curiosamente, Iriondo, que es el periodista estrella del diario Gara –utilizado habitualmente por ETA como altavoz de sus comunicados– salió en defensa de Jesús Eguiguren el pasado mes de junio cuando unas palabras del presidente del PSE favorables a legalizar Batasuna le colocó en el ojo del huracán de la opinión pública.

Posteriormente, según Europa Press, el director de las revistas Cambio 16 y Aldaketa 16 Gorka Landaburu, al que ETA mutiló con un paquete bomba el 15 de mayo de 2001, narró que la víspera del mitin Otegi y Permach convocaron a un pequeño grupo de periodistas para explicarles cuál iba a ser el contenido del mitin de Anoeta. Dijo también que, por esas fechas, hacía semanas que se hablaba de la posibilidad de que Batasuna lanzara un nuevo mensaje, y que de hecho en su revista en euskera se editó información de Otegi hablando sobre "sus nuevas perspectivas en el mapa político vasco".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios