Menú

Los retos electorales de Mariano Rajoy en 2009

El año 2009 está cargado de citas electorales y de oportunidades para que Mariano Rajoy consolide o pierda su liderazgo. Galicia, País Vasco y Europa celebran elecciones que ya tienen fecha. Según el PP, las europeas serán un test. Son las últimas del calendario.

González Pons critica a ROSA DÍEZ
0

(Libertad Digital) Las citas electorales para 2009 ya tienen fecha de celebración. El PP ha puesto su punto de mira en las que se celebran en último lugar, las elecciones al Parlamento europeo para las que aún no se conoce al candidato del partido que preside Mariano Rajoy. Génova se quiere dar tiempo hasta junio.

Pero antes de esos comicios europeos, los gallegos y los vascos tienen que acudir a las urnas para elegir a los representantes políticos de sus comunidades autónomas. Aunque el PP no quiere convertirlas en un indicador del liderazgo de Rajoy, ambas permitirán conocer el respaldo de los votantes populares al proyecto de la actual cúpula del partido.

  • Elecciones al Parlamento gallego: 1 de marzo
  • Elecciones al Parlamento vasco: 1 de marzo
  • Elecciones al Parlamento europeo: 7 de junio


ELECCIONES GALLEGAS

Para gobernar hacen falta 38 escaños. El Partido Popular ganó las elecciones de 2005 pero no logró formar gabinete en la Xunta. El propio Manuel Fraga confesó que la esposa de Tony Blair se interesó por las razones que le impedían gobernar habiendo salido victorioso. De todas formas, el PP perdió 4 escaños y los socialistas se despegaron en resultado de los nacionalistas del Bloque. Las de 2005 fueron las últimas elecciones de Fraga. Ahora el candidato es Nuñez Feijoó, afin al también gallego Mariano Rajoy.

Las encuestas apuntan que tampoco en esta ocasión ningún partido logrará hacerse con la mayoría absoluta, lo que, en principio, otorgaría el Gobierno de la Xunta al bipartito formado por los socialistas y el BNG. En Ferraz, sin embargo, no dan por segura la victoria: en Madrid, el partido llegó a plantearse, según informaron algunos medios, adelantar las elecciones a otoño para evitar un desgaste mayor del Gobierno por la crisis y por su propia gestión, con escándalos como el del despacho de Pérez Touriño.

En el PP, Feijóo, al menos en público, da por hecha su victoria por mayoría absoluta, única forma de alcanzar el poder. Pero en este periodo, el dirigente popular también ha tenido tiempo de coquetear con los nacionalistas: quien hablara de un nuevo PP "simpático" se ha mostrado de acuerdo con "hablar" con partidos como el BNG porque "hay que dialogar con todos", una idea que tambien ha defendido Rajoy.  Lo cierto es que, a la vista de los sondeos, pactar con otro partido podría ser la única opción para que los populares lograran recuperar el poder en Galicia.


 

2005
  escaños votos
PP 37 44,9%
PSG 25 32,5%
BNG 13 19,6%
 
2001
  escaños votos
PP 41 51,6%
PSG 17 21,8%
BNG 17 22,6%

En 2005, la participación fue del 68,1%, mientras que en 2001 fue menor, del 62,%
 



ELECCIONES VASCAS

Para gobernar hacen falta 38 escaños. Los últimos sondeos del Euskobarómetro ofrecidos a finales de diciembre ofrecen la posibilidad (aritmética) de que el PP y el PSE juntos desalojen de Vitoria al PNV. El País Vasco es uno de los puntos que ha puesto nombre propio a la crisis del PP: María San Gil. No obtuvo buenos resultados en 2005. Ahora el candidato es el presidente de la formación en el País Vasco, Antonio Basagoiti, candidato "de consenso" que apareció poco después de que a Carmelo Barrio se le ocurriera convocar a la prensa para anunciar su disposición a presidir el partido vasco.

2005
  escaños votos
PNV-EA 29 38,6%
PSE 18 22,6%
PP 15 17,3%
PCTV 9 12,5%
EB-IU 3 5,4%
Aralar 1 2,3%
 
2001
  escaños votos
PNV-EA 33 42,7%
PSE 13 17,9%
PP 19 23,1%
PCTV - -
EB-IU 3 5,5%
Aralar - -

En 2005, la cifra de participación se situó en el 69%. En 2001 fue mucho más alta: acudió a las urnas el 79,9% del censo electoral.

La euforia del PP en relación a los resultados en el País Vasco ha ido en aumento. Basagoiti y el propio Rajoy han llegado a poner sobre la mesa la posibilidad de que el candidato popular se convierta en lehendakari, una hipótesis muy poco probable si se tienen en cuenta tanto los sondeos como los resultados que ha venido teniendo el partido en comicios anteriores.

Como en Galicia, otra consigna muy repetida por el PP vasco, que quiere ganar apoyos con su "política pop", es su voluntad de "hablar con todos", con el único límite de los terroristas y quienes les apoyan. Lo han dejado claro en muchas de sus declaraciones públicas, en las que han mostrado su predisposición a hablar e incluso pactar con los socialistas de Patxi López. Sin embargo, el PSE, que cada vez se ve más cerca de lograr el poder, no ve a los populares como socio preferente e incluso los desprecia, como ha hecho en alguna entrevista el presidente del partido en el País Vasco, Jesús Eguiguren. El principal reto es pues, para el PP vasco, igualar, al menos, los resultados obtenidos por San Gil en 2005, tratando así de pasar página a la salida, forzada, de la dirigente vasca, y convertirse en partido "bisagra". No parece fácil.



ELECCIONES EUROPEAS

Son el test del partido. La incógnita sobre el nombre del candidato se mantuvo, por decisión de Rajoy, hasta casi el último momento. El día elegido para dar a conocer el nombre del cabeza de lista, Jaime Mayor Oreja, fue un domingo por la tarde en plenas vacaciones navideñas y a través de un escueto comunicado. Y en la primera comparecencia de Mariano Rajoy en Génova tras el parón de las Navidades no habló de su candidato hasta que le preguntaron los periodistas. Hasta esa fecha, 4 de enero, había dado tiempo para poner sobre la mesa el nombre de Mayor y también el de otros posibles candidatos entre los que llegó a figurar el del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón.

La cita de las europeas es donde se supone que Génova quiere medir el marianismo. Pero una victoria de Jaime Mayor podría suponer la demostración de que el ciudadano prefiere al anterior equipo. También resulta revelador que el aparato popular ponga como termómetro unas elecciones que en su pasada edición de 2004 arrojaron el índice de participación más bajo en la historia de nuestra democracia. Sólo votó el 45 por ciento del censo.

 

2004
  escaños votos
PSOE 25 43,3%
PP 23 41,3%

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios