Menú

Montilla pide en catalán, gallego, vasco y castellano la renovación del TC

En su intervención en el Senado, hecha en catalán, gallego, vasco y también una parte en castellano, Montilla ha pedido una "urgente" renovación del Tribunal Constitucional. Poco después de su alegato, el PSOE ha anunciado que acelerará los trámites para sustituir a los magistrados pendientes de renovación.

LD / agencias
0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Montilla hablando en castellano, catalán, vasco y gallego en el Senado Los protagonistas

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Montilla hablando en castellano, catalán, vasco y gallego en el Senado" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×

José Montilla ha acudido este lunes al Senado para exigir la renovación del Tribunal Constitucional y hacer una defensa del Estatut de Cataluña. Tras su alocución en catalán, lo que provocó que muchos senadores utilizaran la traducción simultánea, el presidente autonómico también habló en vasco, gallego y una parte en castellano.

En este sentido, antes de entrar en materia pidió mayor respeto y "protección" para el catalán y para el resto de lenguas cooficiales y dijo que se "entristece al ver que no existe pluralidad". Además, se lamentó de que "quienes quieran poner precio a nuestra diversidad lingüística". Montilla dijo que la situación del Constitucional es "anómala" y criticó el "espectáculo poco edificantes de las filtraciones". Consideró que el Tribunal tiene "erosionada su legitimidad moral" y es un "factor de incertidumbre para el futuro del estatuto".

Antes de entrar en materia pidió mayor respeto y "protección" para el catalán y para el resto de lenguas cooficiales y dijo que se "entristece al ver que no existe pluralidad". Además, se lamentó de que "quienes quieran poner precio a nuestra diversidad lingüística".

Una vez que habló de la importancia histórica de Cataluña y del papel fundamental de esta región, Montilla exigió una "urgente" renovación de los miembros del Tribunal Constitucional y habló del "sentido común" como argumento para realizar estos cambios.

También se permitió lanzar un aviso al afirmar que "no podemos permitir que una institución debilitada provoque una crisis" ya que, a su juicio, supone una "grave distorsión".

Más tarde respondió a las críticas e indicó que "queremos que se cumplan las normas. Cataluña no quiere leyes a medidas, sino que se cumplan". A pesar de los ataques al Tribunal Constitucional lanzados desde esta comunidad autónoma y desde la propia Generalidad ofreció su ayuda al Alto Tribunal "a salir del laberinto".

"Está en juego que la desafección se convierta en profunda frustración y pueda dar argumentos a aquellos que quieren dar la ruptura", indicó, para añadir que "está en juego el sentido del alcance del propio pacto constitucional, cuando en nombre de la Constitución se pretende revertir su espíritu".

El presidente catalán apostilló durante su intervención que "no tengo la más mínima intención de ir ni un milímetro más allá de la Constitución ni tampoco de quedarme ni un milímetro antes del Estatut".

Voluntad del Gobierno para resolver una situación "anómala"

En representación del Gobierno, Manuel Chaves anunció en el Senado que la intención del Gobierno es que "se inicie lo antes posible el proceso de renovación" de los magistrados del Tribunal Constitucional que han visto cumplido su mandato, "de manera que pueda convocarse lo antes posible la comisión de nombramientos" del Senado.

El vicepresidente tercero opinó que el Tribunal Constitucional tiene "plena legitimidad" en su tarea, pero añadió que "su situación es a todas luces anómala y extraña" por la prórroga de algunos de sus miembros.

No obstante, no precisó cómo piensa el Ejecutivo desbloquear el proceso de nombramientos. Eso sí, recordó que el bloqueo es responsabilidad de los partidos políticos y llamó a la "responsabilidad" de todos para "hacer viable esa renovación" y así "reforzar la legitimidad estado y de todas sus instituciones" pensando intereses de España y también de Cataluña.

Montilla está "escoltado" en el Senado por los máximos responsables de los partidos que conforman el tripartito catalán: el presidente del PSC y vicepresidente de la Cámara Alta, Isidre Molas, el presidente de ERC, Joan Puigcercós, y el presidente de Iniciativa por Cataluña-Verdes (ICV) y consejero de Interior, Joan Saura, además de por el vicepresidente catalán, Josep Lluis Carod Rovira.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 40 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco