Menú

Rajoy, de fiesta en Ponferrada en vez de con las víctimas

Rajoy no participó en la protesta. "Soy un mandao, hago lo que me dicen", dijo en la víspera. Se fue de fiesta a Ponferrada.

0

Finalmente, Mariano Rajoy no acompañó a las víctimas del terrorismo, que este sábado se han manifestado por el centro de Madrid para exigirle al Ejecutivo que ETA no se cuele en las instituciones el próximo veintidós de mayo. En lo que llevamos de legislatura, el líder de los populares no ha participado en ninguna protesta ya que, según él mismo admitió en privado, "el tiempo de las pancartas" concluyó una vez perdió las elecciones de 2008.

El líder de los populares se encargó de alimentar su posible asistencia durante toda la semana. Dijo que estaría "de corazón" pero que tenía que "consultar" su agenda. Incluso llegó a afirmar que era "un mandao" y que haría lo que le dijera su equipo. Precisamente, su sector más afín fue el que más se opuso con la machacada excusa de que atraería a "los fantasmas" de antaño y el PSOE podría acusarle de "radical".

"En su fuero interno estoy seguro de que él quería estar, pero se deja asesorar mal", destaca un miembro del aparato, muy crítico con la decisión del jefe. Pese a todo, reconoce que Rajoy es "el presidente" y que, por lo cual, "él es el responsable último de sus actos".

Así las cosas, lo que Rajoy prefirió hacer mientras quienes sufren el azote de ETA se manifestaban fue disfrutar de una fiesta. Concretamente, el jefe de la oposición recibe el galardón "Los Micrófonos de Oro" de manos de Luis del Olmo y Susana Griso. El acto se celebra en el Teatro Bérgidum, en Ponferrada.

La representación del PP en la manifestación, no obstante, fue amplísima. Encabezada por María Dolores de Cospedal, fueron más de una veintena de cargos los que pidieron al Gobierno que no ceda a las pretensiones de la banda terrorista ETA.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 15 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD