Menú

Rajoy se desmarca de su partido: ni anticipadas ni moción de censura

Dos velocidades, un mismo partido. Para Rajoy, exigir elecciones anticipadas -como hizo Aguirre-, plantear una moción de censura -como sugiere Cospedal- o una moción de confianza -como quiere Pons- no son cosas "útiles". Lo útil, en su opinión, es debatir con Zapatero en el Congreso sobre la crisis.

0
Aguirre, con Rajoy en primer plano | Archivo

Que el PP va a dos velocidades ha vuelto a quedar una vez más de manifiesto. El miércoles, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se convertía en la primera dirigente de la formación en exigir elecciones anticipadas ante la incapacidad manifiesta de José Luis Rodríguez Zapatero de "sacar a España del atolladero".

"Lo más lógico y lo más honesto que tendría que hacer -Zapatero- sería convocar a las urnas a los españoles para que fueran ellos quienes elijan a quién dirija la nave de este país", sentenció la presidenta madrileña, lo que provocó casi en el acto el enfado de la dirección nacional del PP, que le acusó de "copar todos los titulares".

El anuncio, sin embargo, sonó a gloria en el Congreso de los Diputados, donde parlamentarios populares consultados por Libertad Digital coincidieron en que "si hay un momento" para presentar una moción de censura "ése es el que estamos viviendo".

"La moción de censura no tiene como único objetivo ganarla, sino también dar a conocer la situación real a los españoles y proponer un candidato alternativo al Gobierno", apuntó un veterano diputado; opinión apuntalada por la de otro colega de partido, para quién "es ya un clamor, los españoles no nos merecemos este presidente".

Rajoy quiere un cara a cara con Zapatero

Sin embargo, este jueves, Mariano Rajoy se ha apresurado a rebajar el entusiasmo en sus filas. En el que ha sido su primer acto de esta semana, el líder de los populares aseguró que se ve "en condiciones de gobernar en cualquier momento", pero rehusó reclamar una cita con las urnas o proponer una moción. "Tenemos que plantear cosas útiles", espetó, en un claro recado a la presidenta madrileña.

En este sentido, Rajoy retó al presidente del Gobierno a mantener un debate en el Congreso de los Diputados sobre la situación económica de España. Un escenario para "dar certidumbre" a los ciudadanos y a los organismos internacionales que analizan, con suma preocupación, la deriva del país. "Está obligado porque los españoles quieren saber", resumió.

Rajoy también ofreció a Zapatero una "posición constructiva" de su partido, aunque le ha avisado de que debe tener "coraje" y explicar a los ciudadanos por qué deben asumir "sacrificios", porque "cuanto más tarde en actuar peor irán las cosas".

Pons: "El Gobierno debería de convocar elecciones"

Más contundente se pronunció el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons. A su entender, "lo más sensato" en este momento sería que el jefe del Ejecutivo hiciera "ya" una crisis de Gobierno sin esperar a que termine la Presidencia española de la UE. En segundo lugar, prosiguió, debería someterse a una cuestión de confianza en el Congreso "con un nuevo programa de Gobierno, ya que el programa de Gobierno actual no sirva para nada".

"Si eso no puede ser que se convoquen elecciones pero que el Gobierno haga algo, algo ridículo o algo sublime pero que haga algo porque España no puede continuar así, hundiéndose mientras el presidente se dedica al Gospel en Estados Unidos", resaltó, informa EP.

En opinión de González Pons, el Gobierno debería convocar elecciones y el PSOE presentar "otro candidato a la Presidencia del Gobierno", "más maduro, más asentado, con más formación económica y con más responsabilidad".

Por su parte, la secretaria general de la formación, María Dolores de Cospedal, dijo este mismo jueves que el PP no descarta una moción de censura y mantiene los contactos oportunos para tener una mayoría amplia en la Cámara Baja.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 81 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco