Menú

Rajoy, "muy satisfecho", ofrece a Zapatero crear "una comisión" para frenar el Plan Ibarretxe

De momento, el presidente del Gobierno ha dado el sí a la creación de una comisión "similar a la de 1992 y al Pacto Antiterrorista" para garantizar la unidad constitucional. El propio Rajoy se ha mostrado "muy satisfecho" por lo "receptivo" que ha sido Zapatero. Pero el Pacto de Estado que Rajoy le ha dejado encima de la mesa exige, entre otras cosas, recurrir el Plan Ibarretxe en el TC, inadmitirlo a trámite en el Congreso, retirar la reforma del Código Penal que elimina el delito de referéndum ilegal y recurrir el archivo del caso Atutxa. ERC ya habla de incompatibilidad.

0
De momento, el presidente del Gobierno ha dado el sí a la creación de una comisión "similar a la de 1992 y al Pacto Antiterrorista" para garantizar la unidad constitucional. El propio Rajoy se ha mostrado "muy satisfecho" por lo "receptivo" que ha sido Zapatero. Pero el Pacto de Estado que Rajoy le ha dejado encima de la mesa exige, entre otras cosas, recurrir el Plan Ibarretxe en el TC, inadmitirlo a trámite en el Congreso, retirar la reforma del Código Penal que elimina el delito de referéndum ilegal y recurrir el archivo del caso Atutxa. ERC ya habla de incompatibilidad.
"

(Libertad Digital) Tras la reunión de dos horas y media con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy compareció ante la prensa para anunciar el contenido, "muy satisfecho" por el resultado. Comenzó recordando que el Plan Ibarretxe "fractura divide y empobrece".

La clave de lo que este viernes ha sucedido en La Moncloa está más en el Pacto de Estado que en la comisión que se encargará de discutirlo. Es decir, el presidente del Gobierno ha dicho sí a la herramienta para discutir lo que propone el PP que, entre otras cosas implica: que la Mesa del Congreso no admita a trámite el Plan Ibarretxe por ser en realidad un reforma constitucional; recurrirlo ya ante TC; retirar la Proposición de Ley Orgánica de reforma del Código Penal que derogaría los artículos 506 bis, 521 bis y 576 bis, es decir, la eliminación del delito de convocatoria ilegal de referéndum y de financiación de partidos ilegalizados; instar a la Fiscalía General del Estado a que dé instrucciones al Fiscal competente para adherirse al recurso contra el auto de archivo de la querella presentada contra Juan María Atutxa y otros por delito de desobediencia; y, por último, convocar de inmediato la Conferencia de Presidentes.

Según el líder de la oposición, "hay un amplio proceso de reformas y parece que cuando las cosas van bien hay que cambiar". Por ello, añadió Rajoy, "vienen tiempos difíciles y yo he venido aquí a contribuir a crear certidumbre y tranquilidad". "No hay nada –prosiguió– que no pueda se evitado y reconducido". Para Rajoy, el órdago lanzado por Ibarretxe "es cuestión de Estado y hay que reaccionar con serenidad y firmeza".

Concretando, Rajoy hizo el primer anuncio: "Le he pedido que se deje apoyar porque el reto es de gran calado. Es un acuerdo que me exige la conciencia y mi país". Se trata, avanzó de "no romper el espíritu de consenso, dar estabilidad y fortalecer el consenso democrático". En suma, prosiguió, "reafirmar la unidad nacional y seguir apostando por el modelo autonómico".
 
Mariano Rajoy expuso a Zapatero "constituir una comisión para la negociación de este acuerdo"; una comisión "similar a la de 1992 entre Gobierno, PP y PSOE para las reformas autonómicas". Y similar "a la que ya funciona en el Pacto Antiterrorista". "Le he entregado –concretó– un papel con los primeros asuntos a tratar". Entre los objetivos: "Apoyar la estabilidad del Gobierno si fuera cuestionada".
 
"Esta batalla la vamos a ganar y la vamos a dar juntos"
 
“Esta batalla la vamos a ganar y la vamos a dar juntos” dijo Rajoy en la rueda de prensa. El líder de la oposición aseguró que salía “satisfecho” de la reunión. “Yo he venido en una circunstancia a hacerle un planteamiento al presidente del gobierno y ha sido receptivo al mismo. Salgo muy satisfecho porque creo que eso es bueno para España, para recuperar el espíritu de 1978 cuado los grandes partidos acordaron las grandes decisiones. Hay voluntad de hacer cosas con sentido común que garanticen la estabilidad y la arquitectura institucional del país”. “Es bueno que los dos grandes partidos que tienen más del 80% de los votos” se pongan de acuerdo en temas que “le importan al conjunto de los españoles”.
 
Rajoy señaló que no se ha entrado en ninguna medida concreta y que lo único que se ha acordado es crear una comisión para que trate los grandes temas institucionales y sobre la arquitectura del país. "Me ha dicho el presidente que tiene la más firme voluntad de llegar a un acuerdo sobre reformas de estatutos y autonomías”, señaló. “El PP tiene que hacer un esfuerzo y el gobierno tiene que saber que en temas básicos tiene un partido dispuesto a apoyarle”.
 

REACCIÓN DEL GOBIERNO
 
"Coincidencia" con el PP sobre el Plan Ibarretxe
 
La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, dijo durante su comparecencia que “se ha constatado la coincidencia en la valoración” del Plan Ibarretxe como un proyecto “que divide a la sociedad vasca y vulnera la Constitución española y europea. Mantenemos diferencias sobre los mecanismos legales pero que no oscurecen la coincidencia de fondo sobre la inviabilidad constitucional del plan”.
 
La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, confirmó que la oferta realizada por Zapatero a Rajoy durante la reunión se ha basado en buscar el consenso en puntos fundamentales como la reforma de la Constitución para que se lleve a cabo “con el imprescindible apoyo del PP”. Otro de los puntos en los que se busca el consenso es en la reforma de los estatutos de las autonomías que lo soliciten. “El Gobierno considera que deberá concitar un amplio consenso social, ajustarse a la Constitución y es conveniente que cuente con el respaldo PP”. Asímismo, se buscará el consenso en la reforma del sistema de financiación autonómica y de la sanidad pública como expresión esencial de la solidaridad territorial.
 
“Esta ha sido la oferta sobre la que se ha hablado. Este diálogo tiene como objeto que las reformas culminen con éxito, que las reformas nacidas de ese consenso gocen de la máxima estabilidad y que se preserve la lealtad constitucional reciproca entre el Gobierno y oposición”.  “Zapatero y Rajoy han acordado abrir un cauce de dialogo sobre la reforma constitucional, los estatutos y la financiación que se concretara en una comisión formada por el PSOE, el PP y el Gobierno en la que se aborde el procedimiento y los contenidos para tratar de llegar a acuerdos y que estas reformas tengan el máximo consenso con lealtad constitucional”.
 
Sobre la reforma del Estatuto catalán, De la Vega dijo que “se está trabajando todavía en Cataluña” y que la intención del gobierno es respetar el procedimiento de reforma “este es el momento del gobierno y del Parlamento catalán”, señaló. Y anunció que la comisión entre PP, PSOE y gobierno “abordará en su momento los trabajos que se están llevando a cabo en Cataluña”.  
 
Los periodistas insistieron en preguntar si el presidente del Gobierno estaba satisfecho, como Rajoy, del resultado del encuentro, a lo que De la Vega respondió que "muy satisfecho". "¿Cómo no vamos a estar satisfechos de acordar un marco para dialogar y buscar acuerdos?”, se preguntó la vicepresidente del Gobierno.
 
En respuesta a una pregunta sobre la carta de Batasuna-ETA, leída este jueves por Arnaldo Otegi, Fernández de la Vega explicaba que la posición del Gobierno es “en primer lugar” exigir a Batasuna “declaración explícita y contundente de condena la violencia”, y en segundo lugar que ETA “debe dejar de matar y entregar las armas”, en ese caso, señaló Fernández de la Vega, “estaríamos en un escenario diferente”. Además recordó que el presidente del Gobierno visitará este sábado San Sebastián.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation