Menú
José T. Raga

Esto sí merece reflexión

La deuda pública se ha incrementado, por obra de Sánchez, en 445.000 millones de euros.

La deuda pública se ha incrementado, por obra de Sánchez, en 445.000 millones de euros.
Pedro Sánchez. | Europa Press

¿Qué requisitos son exigibles para que una materia o asunto deba ser objeto de reflexión? Cualquiera que fuera la respuesta sería muy aleatoria, pues lo importante no es tanto el asunto objetivamente considerado, sino su valoración por quien esté llamado a reflexionar.

Por ello, no seré yo quien decida si la reflexión del presidente Sánchez estaba o no justificada. Con independencia de su predisposición a reflexionar –cada uno tendrá su opinión– lo que sí puedo decir es que, los españoles, hemos gozado de cinco días de tranquilidad, sin sobresaltos por medidas o amenazas irritantes, como viene siendo habitual.

Terminada la reflexión, y situado en el escenario sanchista, vienen a mi consideración algunos aspectos, unos de extrañeza, otros de verdadera preocupación, que meritarían reflexión profunda.

La extrañeza, tras el bochornoso espectáculo de ministros y similares, en loa sin límites a su patrón, se debía a mi convicción de que el volumen de asalariados del sanchismo era mucho mayor.

Aunque algunos quizás se dispensaron de semejantes declaraciones, aún jugándose su posición y prebendas actuales. Y es que hay que ser muy cauto a la hora de declaraciones tan extraordinariamente elogiosas. La sociedad, ante estas declaraciones, sólo es tolerante cuando proceden de abuelos sobre las cualidades de sus nietos; ni siquiera los padres están exentos del juicio severo.

Lo dicho de las declaraciones, se haría extensible a la pretendida adhesión al presidente, por el escaso número de manifestantes, en la calle de Ferraz –manifestación convocada urbi et orbi, con oferta de medios de transporte– así como a la convocada por la Asociación Juvenil "La Plaza", ante el Congreso de los Diputados, que congregó, según la Delegación del Gobierno, a unas cinco mil personas. ¿Dónde estaban los afiliados de Madrid?

Más para reflexionar aún, es la situación del mercado laboral, tras las reformas de la ministra del ramo, señora Díaz. Su engaño en el trabajo a tiempo parcial –fijos discontinuos–, ha tenido éxito: un trabajador a tiempo parcial más, a cambio de tres trabajadores menos a jornada completa. Así el primer trimestre del año terminó con 117.000 parados más que marzo de 2023; tasa de desempleo 12,29%.

Los optimistas, pese a la disminución de 139,700 ocupados en marzo, se consuelan en que, la tasa de paro corregida, disminuyó un 1,58%; aunque, pensándolo mejor, cuando todos estén parados, el incremento de la tasa de paro será del 0,00%. Entre tanto, la ministra Díaz, como si no fuera con ella, en la manifestación sindical del primero de mayo.

Otro motivo de reflexión resulta trágico si pensamos que, la deuda pública –la que deben colectivamente todos los españoles, sin extraterrestres para dividir–, ha terminado febrero en 1,6 billones de euros. Ello significa que ésta, la deuda pública, se ha incrementado, por obra de Sánchez, en 445.000 millones de euros. Cantidad que, además de reflexionar, nos plantea un interrogante: ¿cómo la vamos a pagar?

Pensar que la gestión pública se rige por principios diferentes a la privada es un típico error de izquierdas. Ya recuerdan "el dinero público no es de nadie", Carmen Calvo dixit.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro