Menú
Agapito Maestre

¡Tiempo nuevo!

La expresión tiempo nuevo en labios de Sánchez o es vacía o es una amenaza.

La expresión tiempo nuevo en labios de Sánchez o es vacía o es una amenaza.
Pedro Sánchez | LD/ AGENCIAS

Tiempo nuevo en el lenguaje del poderoso significa tiempo de nuevas desgracias para los ciudadanos. La expresión tiempo nuevo en labios de Sánchez o es vacía o es una amenaza. Tiendo a pensar que es lo segundo. Se aproximan tiempos más duros y desgraciados que los anteriores. Sánchez tiene margen hasta final de año. O sea tiempos desgraciados seguiremos padeciendo. Sánchez nos lo va hacer pasar mal. Entre un Gobierno golpista, pues que la ley de amnistía, la única que ha aprobado el Congreso, es un golpe de Estado a la democracia, y una Oposición blandita y acomodaticia, el país está paralizado. Bloqueado. A eso se reduce el tiempo nuevo: detener el sistema político con engaños y mentiras. Tiempo nuevo significa que Sánchez, sin rubor alguno, seguirá profiriendo más y peores mentiras. No se corta jamás. No se limita ante nada ni ante nadie. Es un auténtico aprendiz de dictador.

Sánchez hace lo que le viene en gana y el personal traga con todo. Ya no guarda recato alguno para perseguir los centros vitales de la democracia. Por ejemplo, acaba de manifestar que es necesario debatir qué es la libertad de información. Él, un tipo sin apenas legitimidad, pretende imponer qué es o qué no es información y, por supuesto, la libertad. Terrible. Pero peor que el comportamiento de este hombre es la reacción asustada y encogida de la propia prensa. Aunque cueste reconocerlo, la mayoría de los medios de comunicación se ha quedado callada. Por lo tanto, nadie se extrañe cuando Sánchez dicte, más pronto que tarde, qué medios habrá que perseguir, censurar y cerrar. Y es que en sociedades sin columna vertebral, como es la española, es más fácil mendigar ayudas de los poderes públicos que criticarlos.

Las bellaquerías de Sánchez se multiplican cada día por tres o cuatro respecto a las que cometía hace un año, pero los medios tragan con todo lo que les eche el dueño del cortijo… Se cachondea de la libertad de información y el personal de la prensa calla, o peor, hocica ante el aprendiz de dictador. Tampoco he visto demasiada crítica a la expresión sanchista: "La economía española va como un cohete". ¡Qué cara más dura! España es el país con la mayor tasa de desempleo de la UE, pero dice Sánchez que nos salimos del globo terráqueo. Este hombre puede decir cualquier disparate y los medios de comunicación se achantan. Bochornoso. Este tipo de mentiras abruma a los ciudadanos, y caen como una losa sobre las personas decentes. Pero la vida pública española sigue su ritmo cansino y ridículo, sin que la prensa adicta del Gobierno logre esconder el asunto central de la tragedia: el Gobierno no gobierna.

El país entero está bloqueado por el Gobierno, pero la Oposición no consigue montar una propuesta nacional seria y bien articulada para echar a este fulano. La Oposición da grititos de espanto y prepara una manifestación de partido… Se requiere algo más. Es bueno, sí, recordar que el procés separatista no ha terminado, ni que el independentismo ha fracasado, en fin, que no hay un tiempo nuevo para Cataluña ni para España, pero, además, se necesitan proyectos imaginativos para atravesar tiempos borrascosos.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro