Menú

De Cuernavaca a Madrid

Decenas de mexicanos marcharon hacia el centro de Madrid para expresar su apoyo a la Caravana del Consuelo, que inició su marcha en Cuernavaca, Morelos, hace dos semanas y concluyó el viernes en Juárez, capital del Estado de Chihuahua.

0

En la Puerta del Sol y en la Plaza del Callao de Madrid pudimos ver, después de muchos días de soportar a perros-flautas y especies similares, a gente seria que se manifestaba por la paz, o sea, por la ausencia de guerra y de violencia en su país, México. Decenas de mexicanos marcharon hacia el centro de Madrid para expresar su apoyo a la Caravana del Consuelo, que inició su marcha en Cuernavaca, Morelos, hace dos semanas y concluyó el viernes en Juárez, capital del Estado de Chihuahua, para protestar por los miles de muertos provocados por el narco y otras formas de violencia vinculadas al crimen organizado, ante la pasividad del Estado, o peor, una absoluta inoperancia para enfrentarse al problema más importante de México. ¡Esperemos que esta inoperancia no contagie a Pérez Rubalcaba a la hora de reprimir movilizaciones violentas!

Esta Caravana del Consuelo ha tenido varios protagonistas excepcionales, pero hay uno que no me resisto a mencionar. Se trata de la historia de un magnífico poeta que ha anunciado su retirada de la escritura ante el asesinato de su hijo. Recientemente, en el mes de abril, mataron al hijo de Javier Sicilia, un gran poeta mexicano, residente en Cuernavaca, capital del estado de Morelos. El cuerpo sin vida de este joven de 24 años apareció abandonado, junto a otros seis cadáveres más, todos ellos amigos, con señales evidentes de haber sido torturados. Las autoridades policiales poco saben, como es normal en este Estado de semiexcepción, de estas ejecuciones. La sensación de la ciudadanía es que el Gobierno es, cuando menos, ineficaz. Parecería que sólo sabe o añadir los nombres de estas nuevas víctimas a la larga lista de los asesinados en el estado de Morelos (80 personas asesinadas en lo que va de 2011, 335 en 2010 y cientos de denuncias sobre más de 1.500 desaparecidos en este estado).

Así las cosas, Javier Sicilia, junto a otros buenos ciudadanos, organizó esta protesta, que tuvo su primer antecedente en una manifestación multitudinaria el día 2 de abril de este año ante la sede del gobierno del estado de Morelos. Allí Sicilia leyó este elegiaco poema: "El mundo ya no es mundo de la palabra. / Nos la ahogaron adentro. / Como te asfixiaron, como te desgarraron a ti los pulmones. / Y el dolor no se me aparta, / sólo tengo al mundo. / Por el silencio de los justos". Sólo por tu silencio y por mi silencio, Juanelos.

Este poema refleja algo más que el corazón destrozado de un padre al que le han matado a un hijo. Es el acta de defunción de un país que renuncia al oficio de vivir con poesía. Con vida.

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Los espectadores descubren las trampas de 'Supervivientes'
    2. David Bustamante se enfrenta al problema más grande de su vida (y no es Paula Echevarría)
    3. "Nadie tendrá un coche en propiedad dentro de 20 años"
    4. Hay un "inquietante misterio en el cajón de la mesa de Cifuentes"
    5. Otro referente podemita que cae: Finlandia cancela su "renta básica"
    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios