Menú
Antonio Poveda

Bienvenidos al metaverso, donde casi todo será posible

El metaverso parece que ha venido para quedarse, pero hay mucho camino que recorrer aún.

El metaverso parece que ha venido para quedarse, pero hay mucho camino que recorrer aún.
archivo

Aún era 2018 cuando mi compañera Nuria Richart nos traía a la oficina el nuevo gadget que su pareja había llevado a casa. No, no te hablo de nada sexual, por ahora, te hablo de una de las primeras gafas de realidad virtual que llegaban al gran consumidor y que, digamos, un usuario "normal" podía adquirir. Su nombre, OCULUS QUEST y pese a que en ese momento la calidad era algo limitada, incluido para su entorno y aplicaciones, te permitía intuir a lo que podría llegar en un futuro no muy lejano.

No mucho después, en el 2020 y ya entrada la pandemia en nuestras casas, llegó lo que para mi fue un gran salto. Fue un descubrimiento, sobre todo por que seguían manteniendo un precio "razonable" para el dispositivo que teníamos entre las manos: la segunda versión de las gafas que os he comentado, las OCULUS QUEST 2.

Las OCULUS QUEST 2 (ahora META QUEST) no sólo mejoraban en su apartado técnico si no que ya tenían detrás grandes empresas generando contenido para ellas, así como un ecosistema virtual que cada vez era mejor. Además, se comenzaba a escuchar una palabra que en ese momento era algo futurista para muchos, pero que cada vez tenemos más interiorizado: el metaverso.

¿Qué es el metaverso?

A muchos la palabra ‘metaverso’ les evoca películas o libros como Ready Player One o Tron donde personajes reales quedan inmersos en un mundo virtual gracias a la tecnología. Esta idea no va desencaminada por mucho que todavía la tecnología no permita alcanzar ese nivel de detalle e inmersión.

Pero el metaverso es mucho más que poder visitar otros mundos o escenarios a través de la realidad virtual desde el sofá de tu casa. Significa poder conectar e interacturar de una manera diferente con tu entorno real gracias a tecnologías como la realidad aumentada, donde podrás acceder a información y contenido de manera sencilla, ya sea con unas gafas de realidad mixta o un teléfono móvil.

Dicho de otro modo, el metarvero es la evolución de la web tal y como la conocemos hoy. En él no sólo podremos acceder a sitios inimaginables, sino que tendremos un gran abanico de posibilidad a la hora de formarnos, emprender, tener reuniones de trabajo y todo lo que te puedas imaginar de manera interactiva a través e diferentes dispositivos.

Facebook ahora es Meta

Tal vez muchos de vosotros o vosotras jamás había escuchado la palabra METAVERSO hasta que Mark Zuckerberg, por cierto, dueño de Meta Quest salió a la palestra para presentar lo que seria su propio metaverso. Y aquí es cuando rizamos el rizo: no tiene por qué existir un solo metaverso, pese a que muchos creen que solo hay uno y lo demás son experiencias. Acabarán existiendo cientos de ellos. Meta tendrá el suyo, el Santander otro, Apple, evidentemente, tendrá también el suyo propio. .

El metaverso de Zuckerberg era futurista y centrado en la realidad virtual. En él, los usuarios podrían reunirse, jugar y un sin fin de cosas, todo, con una calidad sorprendente para lo que conocemos actualmente. Poco a poco se van consiguiendo cosas. Este 16 de agosto se publicaba en España, HORIZON WORLDS, una de las experiencias sociales de Meta más inmersivas hasta la fecha, o también lo podemos llamar el primer ejemplo de metaverso de Meta (empresa antes conocida como Facebook), donde todo está conectado.

En HORIZON WORLDS y gracias a las META QUEST 1 o 2 (en la actualidad) y próximamente en consolas y ordenadores, el usuario podrá crear mundos o explorar los ya existentes junto a amigos o miembros de la comunidad de Meta, en ellos podrás jugar, aprender, acudir a conciertos y hasta ir al cine en una sala virtual, todo desde tu casa en pijama y gracias a un avatar que podrás personalizar.

Sé que todo esto suena muy loco, pero estamos ante el comienzo de algo para lo que las grandes empresas están invirtiendo mucho tiempo y dinero.

Si hace 30 años nos cuentan que en 2022 vamos a poder acceder a toda la información del mundo desde una pantalla plana del tamaño de una tarjeta de visita, e incluso mantener reuniones y hacer videollamadas con tu primo, el que se fue a vivir al extranjero en tiempo real, hubiéramos pensado algo parecido a lo que podemos pensar ahora del metaverso y los mundos virtuales.

Estamos en el kilómetro cero de un camino apasionante, no sólo para los que nos declaramos fans de las nuevas tecnologías. El metaverso amenaza con cambiarnos la vida a todos.

En Opinión

    0
    comentarios