Menú

Cercas, bienvenido a la realidad

Querido Javier Cercas, bienvenido a la realidad. Te necesitábamos, nos necesitamos todos.

0

Sacudido por el procés, Javier Cercas acaba de publicar en El País "La gran traición", donde se pregunta si todo lo que ha pasado en Cataluña no es una "inmensa estafa" desde que, con sólo cuatro años y recién llegado al Principado, su padre le dijera que a partir de ese momento sería catalán, y le enseñara la primera frase que aprendió en catalán: "M’agrada molt anar al col·legi". La lengua como salvoconducto.

¿Se acaba de enterar ahora de que todo ha sido una estafa? ¿De verdad, amigo Javier, no te enteraste de nada cuando a principios de los años ochenta le pegaron un tiro a un profesor de instituto por haber osado firmar el Manifiesto por la igualdad de derechos lingüísticos en Cataluña? ¿Tampoco de la campaña de La Norma para excluir la lengua española de la escuela bajo la máscara de la normalització lingüística? ¿De verdad no te enteraste de que poco después se fueron de grado o por la fuerza 14.000 maestros de Cataluña por no ser catalanohablantes? ¿Ni del escándalo de la portada de ABC de 1993 donde denunciaba: "Igual que Franco, pero al revés"?

¿Tampoco de la imposición por ley en 1990 de la inmersión lingüística, mediante la cual se borraba la lengua materna de los niños castellanohablantes? ¿Ni siquiera fuiste a ver Operación Ubú, de Albert Boadella, en 1981? ¿No leíste en el 94 el artículo "Virus", donde se trata al nacionalismo como una infección? ¿No te enteraste de la publicación, en 1992, de Extranjeros en su país, donde se denuncia la estafa? ¿Tampoco del Programa 2000, donde Pujol diseña la catalanización étnica de todas las instituciones? ¿Era tan difícil ver avanzar por esas fechas la limpieza lingüística en la rotulación de calles e instituciones? ¿Tampoco te enteraste de la creación de la Asociación por la Tolerancia en 1993, donde cuajó la Resistencia contra esa inmensa estafa a la que haces referencia? ¿De verdad que no te enteraste, poco después, de que la vicepresidenta de la primera organización de madres que se constituyó contra la inmersión y a favor del respeto a la lengua materna (Cadeca), fue secuestrada, apaleada en un descampado y abandonada inconsciente junto a su coche envuelto en llamas? ¿Tampoco te enteraste de las 50.000 firmas de un segundo manifiesto, En castellano también, por favor, en 1994? ¿Ni del valor cívico de los Premios a la Tolerancia instituidos desde 1995 para resaltar a intelectuales comprometidos con esas ideas como Iván Tubau, Fernando Savater, Francesc de Carreras, Peces Barba, Muñoz Molina, Agustín Ibarrola, Albert Boadella, Mario Vargas Llosa, Inger Enkvist, y así hasta 24 personas relevantes que tomaron conciencia crítica de la traición a la que tú te refieres?

¿Y de las 34 sentencias de los tribunales sobre la violación de los derechos lingüísticos de los castellanohablantes ignoradas por la Generalidad? ¿Tampoco de los numerosos documentos de CCC denunciando el racismo cultural de prebostes históricos del catalanismo y su supremacismo en la escuela, la cultura y TV3? ¿Ni de los manifiestos de Foro Babel rozando el nuevo siglo que firmaron numerosos intelectuales, como Eduardo Mendoza, Juan Marsé, Anna Moix, Eugenio Trías o Gabriel Jackson? ¿Ni del Manifiesto por una lengua común de 2008? ¿Ni siquiera de los escraches contra los padres de las nuevas asociaciones en defensa de la enseñanza en lengua materna, como la AEB, hasta hacerles la vida imposible y, en algunos casos, obligarles a abandonar Cataluña o cerrar sus negocios?

Querido Javier Cercas, bienvenido a la realidad. Te necesitábamos, nos necesitamos todos.

PD. Hoy se ha celebrado el 10º aniversario de la LEC en el Parlamento de Cataluña. Con motivo de su aprobación, hice esta reflexión nada inocente en 2009 desde el Hemiciclo: "Ha habido tiempo y ocasión para que cada uno de los catalanes se diera cuenta de todo lo que se estaba haciendo con la lengua y con qué intereses. ¿Es que acaso no saben lo que pasa en Cataluña profesores universitarios, intelectuales y escritores, abogados y médicos, maestros, funcionarios de la Generalitat, directores de cine, feministas, sindicatos, curas, sociólogos, encuestadores, etcétera? ¿Acaso los periodistas ignoran lo que se cuece, por qué se cuece y para qué se cuece? Ya no es posible seguir engañándose".

En España

    0
    comentarios

    Servicios