Menú
Carmelo Jordá

Monedero, el bien nacido

Al defensor del golpista Chávez ahora le parecen mal los golpes, válgame Dios.

Carmelo Jordá
0
Al defensor del golpista Chávez ahora le parecen mal los golpes, válgame Dios.
EFE

Juan Carlos Monedero anda haciendo apología de las condenas que emiten sus amigos de la dictadura bolivariana, cosa que no sorprende mucho ya que, como dice el refrán, es de bien nacidos ser agradecidos y jamás diremos que el de Podemos no sea bien nacido.

Sí sorprenden, sin embargo, los argumentos que usa para hacerlo: nos propone Monedero, por ejemplo, que imaginemos a una persona que no acepta el resultado de unas elecciones y llama a manifestarse en la calle. Coño, Juan Carlos, ¿qué ha sido de aquello de "Lo llaman democracia y no lo es"? ¿Y qué pasó con lo que gritabais tú y los tuyos en la calle de "Que no, que no nos representan"? ¿No era el Congreso que rodeabais el fruto de unas elecciones, al menos, tan legítimas como las venezolanas y, de hecho, bastante más limpias?

No contento con esto, Monedero también acusa a Leopoldo López de golpista. Sí, han leído bien: Monedero, el amigo íntimo de Chávez, acusa a alguien de golpista. Al defensor del golpista Chávez ahora le parecen mal los golpes, válgame Dios.

Un muy indignado Monedero le echa en cara a López los muertos de las manifestaciones. Más allá de lo vil que es culpar a las víctimas de la oposición de los muertos causados por la represión, qué dolor causan esos asesinados en las calles –un Orinoco de lágrimas de cocodrilo– y qué poco los más de cien, según la prensa del momento, que causó el golpe del idolatrado Chávez.

En suma, y como es tradición en la izquierda –un hábito más arraigado cuanto más radical sea la siniestra en cuestión–, no es que se manejen con una doble vara de medir para encontrar deplorables o heroicos los mismos hechos según convenga, es que acusan a los demás de lo que ellos mismos hacen.

Y como también es costumbre en el ámbito ideológico en el que se mueve Monedero, demuestra una vileza notable y una miseria moral impresionante. Bien está, en cualquier caso, que esta gente de Podemos vaya enseñando –más aún– de qué están hechos, cómo respetan las libertades y qué problemas tienen para convertir lo blanco en negro y lo negro en blanco si conviene a su robolusión.

Pero eso sí, jamás digan que Monedero no es bien nacido, que el hombre es todo agradecimiento… a sus amos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios