Menú
Carmelo Jordá

¡Que estáis jugando con nuestras vidas!

Ya hemos perdido decenas de miles de vidas y en su irresponsabilidad criminal no quieren darse cuenta… ni por supuesto que nos demos cuenta los demás.

Carmelo Jordá
0
Ya hemos perdido decenas de miles de vidas y en su irresponsabilidad criminal no quieren darse cuenta… ni por supuesto que nos demos cuenta los demás.
Isabel Celaá y Pedro Sánchez | EFE

La capacidad del Gobierno –es un decir– que preside –es otro decir– Pedro Sánchez para hacer mal las cosas empieza a desbordar todo lo que incluso los que tenemos la peor opinión sobre él podíamos esperar.

El último eslabón de una cadena interminable de errores, desmentidos y meteduras de pata es lo que ha pasado con el desconfinamiento de los niños, que como todos ustedes sabrán ya a estas alturas ha sido la gran medida tomada en base a una "evidencia científica" que ha cambiado varias veces en unas pocas horas, la ciencia ya no es lo que era…

Les contaré la secuencia básica de los hechos: hace varias semanas, al anunciar una prórroga del estado de alarma, Pedro Sánchez advirtió de que a esa prolongación seguiría otra, pero que sería un estado de alarma "distinto". El pasado sábado, cuando nos contaba en su perorata bolivariana que, efectivamente, tenemos que seguir encerrados, anunció que habría un cambio importante: los niños podrían salir.

Sorprendentemente, el todavía presidente dijo que no se habían tomado las decisiones básicas al respecto, es decir, anunció una medida de enorme calado pero confesó que no sabía cómo se iba a tomar, aunque, eso sí, dejó claro que los niños iban a poder "disfrutar un rato al día al aire libre". Tres días después, a primera hora del martes Isabel Celaá hablaba de "paseos", pero sólo unas horas más tarde María Jesús Montero anunciaba que todo lo que podrán hacer los niños es ir al súper o la farmacia acompañando a sus padres.

Finalmente, en una nueva ilegalidad flagrante, el Consejo de Ministros se corrige a sí mismo horas después de terminado el Consejo de Ministros, así que Illa ha anunciado al final de la tarde que sí, que los niños podrán pasear; pero aunque parezca increíble el Gobierno seguía sin saber cómo y dejó los detalles de la medida pendientes de explicación "en los próximos días".

El descontrol, los titubeos, los cambios y la toma de decisiones sin ningún criterio medianamente racional han quedado más al descubierto que nunca y, encima, en una de las cuestiones que ahora realmente preocupan a la gente.

Pero la cosa es aún más grave que defraudar o no las expectativas de unos ciudadanos que llevan más de un mes encerrados en sus hogares y ven cómo la vida que conocían parece desmoronarse a su alrededor; es que estos inconscientes, impresentables e incapaces están jugando con nuestras vidas. Es más, ya hemos perdido decenas de miles de vidas y en su irresponsabilidad criminal no quieren darse cuenta… ni por supuesto que nos demos cuenta los demás.

En España

    0
    comentarios

    Servicios