Menú
Cayetano González

Las actas de la vergüenza

¿Qué hizo Zapatero con su negociación con ETA? Dar oxígeno a la banda terrorista.

Cayetano González
0
Cayetano González - Las actas de la vergüenza
PSOE

Entre el guirigay de los pactos post-electorales y el empeño puesto por los medios que en su día apoyaron la negociación política de Zapatero con ETA para ocultar el contenido de las actas de dicha negociación, el conocimiento de las mismas ha quedado limitado a lo que muy contados medios, entre ellos LD y esRadio, han ido publicando en los últimos días en torno a lo que se podrían llamar las actas de la vergüenza.

El valor de estas reside en que es ETA quien certifica lo que en aquellas reuniones se negoció y se propuso por parte de los interlocutores del Gobierno: el socialista vasco Jesús Eguiguren, el exministro de Justicia Javier Moscoso y el exmiembro del Consejo General del Poder Judicial José Manuel Gómez Benítez. Aunque pueda escandalizar a algunos espíritus pusilánimes, he de decir que la experiencia histórica indica que ETA suele contar la verdad de lo que han sido sus contactos/negociaciones con los diversos Gobiernos de España: con el de Felipe González en Argel, con el de Aznar en Suiza o con el de Zapatero en Oslo. Los de ETA son asesinos, pero no son tontos: apuntaban y tomaban nota de todo y al final lo acababan contando. Aportaré una experiencia personal al respecto.

En mayo de 1999, los enviados del presidente Aznar tuvieron una reunión con la dirección de ETA en Suiza para explorar la voluntad real de la banda terrorista de poner fin de forma definitiva a su actividad criminal tras la tregua que habían declarado en setiembre de 1998. Aquella reunión de Suiza no condujo a nada y no hubo más encuentros. Al cabo de unos meses, el diario Gara publicó las actas de dicha reunión redactadas por ETA. Al día siguiente de la publicación tuve la oportunidad de preguntarle personalmente a uno de los asistentes a aquel encuentro, el entonces secretario de Estado de Seguridad, Ricardo Martí Fluxá, que me dijera, en una escala de uno a diez, cuánto de verdad había en la versión de ETA. La respuesta fue contundente: un 8,5, me dijo mi interlocutor, que añadió: y no pongo una nota más alta por algunas inexactitudes que no afectan a lo esencial de lo allí hablado.

Que Zapatero negoció cuestiones estrictamente políticas con ETA ya se sabía. Que el futuro de Navarra estuvo en la mesa de la negociación era evidente; y otras cuestiones, como intentar influir en el Poder Judicial para que no siguiera adelante con procesos como el del chivatazo del bar Faisán o que se rebajara la presión policial tanto en Francia como en España sobre los miembros de la banda terrorista, quedan recogidas en las citadas actas.

Es verdad que el paso del tiempo hace que se olviden muchas cosas, pero en algunos casos no debería ser así. La negociación de un presidente del Gobierno con una banda terrorista que ha asesinado a 857 compatriotas y herido a miles más es una de ellas. Cuando Zapatero llegó a la Moncloa, en 2004, ETA estaba contra las cuerdas, derrotada política, social y policialmente. ¿Qué hizo con su negociación? Dar oxígeno a la banda terrorista. ¿Por qué lo hizo? Porque la izquierda política y mediática no podía consentir que fuese un Gobierno de derechas, es decir el de Aznar, el que acabara con ETA. Lo terrible es que Rajoy, al llegar al poder, en 2011, asumiera la hoja de ruta marcada por Zapatero, eso sí, sin llegar a sentarse nunca con la banda terrorista. Pero liberó a Bolinaga y maltrató a las asociaciones de víctimas del terrorismo que eran críticas con su política antiterrorista.

El conocimiento de las actas de ETA al menos debería servir, si no es posible la imputación de algún delito a quien permitió y lideró aquella negociación política, para consolidar un repudio social hacia el que sin duda ha sido el peor presidente del Gobierno de España, a pesar de que sus dos sucesores han hecho méritos más que suficientes para disputarle tal honor.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco