Menú
Cristina Losada

¿La derecha no apoyó la Constitución?

Interiorizada la falsedad de que la Constitución es suya, se sentirán más justificados para hacer lo que quieran con ella.

Cristina Losada
0
Interiorizada la falsedad de que la Constitución es suya, se sentirán más justificados para hacer lo que quieran con ella.
| Archivo

El ministro Ábalos volvió a liarla. Esta vez con un mensaje sobre la Constitución que indicaba que Alianza Popular había pedido la abstención en el referéndum que la ratificó. Desmentido su bulo, al final retiró de su mensaje tuitero el cartel de AP que había puesto, el cual no correspondía a 1978, sino al referéndum de la OTAN posterior. Si fue un error, fue un error repetido: lo había cometido ya hace unos años. Demasiada casualidad, caer dos veces en el mismo error. Más aún, cuando Ábalos no está solo en la reincidencia. Hay gran interés en que cale la falsa noticia de que la derecha no apoyó la Constitución.

Quien busque encontrará unas palabras muy reveladoras de Franco. Franco, el jefe de los socialistas de Madrid y delegado del Gobierno allí, hizo saber a sus huestes en un mitin, hará dos años, que el PP, aunque ahora abrazaba la bandera, en su día, con otras siglas, no había apoyado la Constitución. Llevado por el calor hogareño de ese tipo de actos, dijo: “El único partido del arco parlamentario que apoyó la Constitución en el 78 es el PSOE”. Traducido al lenguaje político inmediato: que nadie diga que el PSOE no es constitucionalista, porque a quien le debemos la Constitución es al PSOE y sólo al PSOE.

Pablo Iglesias acompaña en el bulo a los socialistas. No ciertamente para darle al PSOE todo el mérito, sino para quitárselo a toda la derecha. En su versión, la derecha no puede ir ahora de constitucionalista, porque en el 78 propuso abstenerse. Pero no se refería al PNV, que sí estuvo por la abstención. Hablaba de Alianza Popular. El truco de su falsa noticia está en la división de voto que se registró en el grupo parlamentario. De 16 diputados, cinco votaron en contra y tres se abstuvieron. Fraga, el líder de AP, que fue uno de los ponentes, votó a favor.

A UCD, a todo esto, la hacen desaparecer. Como si no hubiera existido y no fuera la derecha, o el centroderecha, y como si no la hubieran fundado altos cargos del régimen franquista. Para los fuleros, sólo Fraga fue ministro de la dictadura. No es por nada, pero Suárez venía de la secretaría general del Movimiento. La historia de la Transición resulta cada vez más difícil para las mentes políticas simples. Los simples creerán lo que quieran creer, pero lo cierto es que la derecha española de 1978 apoyó mayoritariamente la Constitución. No sólo la apoyó. Porque la Constitución no la pergeñó el entonces bisoño PSOE en una servilleta y después se la pasó a la derecha a ver si le parecía bien. Pese a lo que digan Ábalos, Franco el de Madrid o Iglesias, las cosas no fueron así.

Con este bulo de que la derecha no apoyó la Constitución, los socialistas no sólo intentan defenderse. Pretenden hacer lo que tanto critican al adversario: una apropiación. Interiorizada la falsedad de que la Constitución es suya, se sentirán más justificados para hacer lo que quieran con ella.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD