Menú
Cristina Losada

La 'tournée' del indulto

¿Es que no tienen más armas retóricas que aquellas que toman prestadas del arsenal independentista?

Cristina Losada
0
¿Es que no tienen más armas retóricas que aquellas que toman prestadas del arsenal independentista?
Carmen Calvo. | EFE

La ‘tournée’ de ministros para defender el indulto está contribuyendo a subir el precio político de la medida de gracia que ha decidido conceder el Gobierno a los separatistas condenados por el golpe de 2017. Ya elevó el coste el propio presidente, cuando al iniciar la ronda en defensa del indulto tuvo la asombrosa idea de asociar la condena del Supremo a un acto de venganza. Pero desde entonces, y llevamos sólo una semana, el coste no ha dejado de crecer.

La vicepresidenta Calvo se acaba de inventar un nuevo sistema de contrapesos, o checks and balances, que no conocíamos. Es un sistema cuyo elemento clave es el indulto. Porque el indulto existe, dijo, para "equilibrar y contrapesar poderes del Estado". Habrá que pedirle a Calvo que exponga en detalle ese sistema en el que el indulto cumple una función capital para asegurar el equilibrio de poderes. Entretanto, tenemos que acudir a lo sabido y probado a lo largo de la historia, y es que el sistema de contrapesos se concibió para asegurar la separación de poderes, de modo que ninguno tuviera primacía sobre el resto. Para lo que no se concibió es para garantizar al Gobierno que, cuando no le convenga una determinada sentencia, la pueda invalidar, ignorando la opinión contraria del Tribunal y la Fiscalía.

El siguiente en la defensa del indulto fue el ministro Ábalos, y con una intervención que prácticamente eclipsa a la de Calvo. En una entrevista en televisión, y acerca de la eventual presencia del condenado Junqueras en la mesa de diálogo, dijo que "si [estigmatizásemos] por las cuestiones de antecedentes penales en función de hechos de motivación política" no tendríamos Constitución ni democracia, y que a Nelson Mandela, "un señor que estuvo en la cárcel mucho tiempo, su estigma le impediría justamente celebrar esto".

Descifren los expertos en Ábalos de qué celebración estaba hablando. Lo que sí queda claro es que el ministro ignora que Mandela fue condenado por un régimen, el del apartheid, que no era democrático. O bien ignora tal cosa, o bien cree que la condena de los dirigentes separatistas también se ha dictado en un régimen no democrático, un régimen, por cierto, de cuyo Gobierno él forma parte. Sánchez asumió la propaganda separatista, según la cual el proceso judicial por el 1-O fue una venganza del Estado, y Ábalos incorpora ahora otro recurso propagandístico del separatismo, como es el de comparar a sus dirigentes condenados con Mandela. ¿Es que no tienen más armas retóricas que aquellas que toman prestadas del arsenal independentista?

La tournée en defensa del indulto que está haciendo el Gobierno va a ser la más cara, políticamente, de la historia reciente. Cada vez que habla, sube el precio. El precio que ha de pagar por indultar al separatismo para nada.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot