Menú
Daniel Blanco

Todo el mundo habla de Eric García

Se puede acercar cualquiera para decirte que Eric García no tiene calidad ni futuro y que es una estafa de jugador que no vale ni para regional.

Se puede acercar cualquiera para decirte que Eric García no tiene calidad ni futuro y que es una estafa de jugador que no vale ni para regional.
Eric García, en un partido con el Barcelona esta temporada. | Cordon Press

Desde hace aproximadamente unos diez meses, desde agosto del año pasado, mi rutina de los lunes siempre es la misma. Antes de dejar mis cosas en mi sitio de trabajo y encender el ordenador, alguien, habitualmente madridista, ese compañero que siempre quieres para los lunes tristes, ese que te alegra la existencia pero también te puede torturar, se te acerca y te dice algo referente al mal partido, en su opinión, de Eric García.

Se ha convertido el defensa azulgrana en protagonista involuntario de la actualidad deportiva en este año. Por lo menos en la redacción de esRadio y Libertad Digital. Se te puede acercar un madridista, un atlético, el director de Informativos, el director de cualquiera de los programas de la casa. Se te puede acercar el director del periódico, el jefe de Deportes, cualquier becario. Cualquiera. Para decirte que Eric García es malísimo, no tiene calidad, no tiene futuro, es una estafa de jugador que no vale ni para regional.

Da igual que hayas visto el partido, de hecho es lo que menos importa. Que la verdad no te estropeé una noticia o una sensación. Si alguien ha dicho que Eric lo ha hecho mal te apropias del argumento. Da igual que el chico haya dado muestras de madurez precisamente ante el escarnio que sufre domingo tras domingo. Da igual que Eric García haya sido titular con Guardiola, Luis Enrique, Koeman o Xavi que, como todo el mundo sabe, son entrenadores de tercera, son tipos que no controlan el mundo del fútbol. Son gente que no han demostrado nada futbolísticamente hablando.

Y por supuesto da igual que la mayoría de argumentos sean mentira. Es verdad que el chico tiene defectos que ha de pulir con urgencia. Defectos de colocación en muchas ocasiones y de entender qué es el juego de defensa. Porque la posición de central quizá sea la más complicada en el mundo del fútbol. Es verdad que Eric no es titular claro en el Barcelona pero también es verdad que tiene 21 años. Como todo el mundo sabe es una edad para haber demostrado ya toda la valía y toda la calidad que tienes.

Aún con esos defectos, propios de la juventud, ha demostrado Eric ser más maduro según transcurre el tiempo. Un defensa que me llevaría al fin del mundo. Un tipo que se anticipa, que tiene personalidad y que saca muy bien la pelota. Pero eso no es virtud de un defensa ahora. En los tiempos del enfrentamiento continuo Eric tiene el hándicap de haber sido apadrinado por Guardiola y ratificado por Luis Enrique, algo que en la caverna central no está bien visto.

Tengo tiempo de hacer ver a mis compañeros que se equivocan. Lo voy a tener complicado porque el juicio, me da la sensación, ya está hecho. Los hay más coherentes y aceptarán que el chico sea buen central. Caerán en su error y serán deportivos. Pero los hay que no. Con esos tengo más tiempo de terapia, aunque creo que llegará a buen puerto.

Mientras tanto permitidme disfrutar con cosas que te ofrece Eric en cada partido y que, parece, no son vistas. Yo disfruto, y sufro a veces, con él pero es que nadie es perfecto con esa edad. Disfruto cuando es titular, lo que aprende al lado de Piqué y la compenetración que tiene con Araujo. Y disfruto de tardes y noches en las que ha mostrado autoridad. Una de ellas, en el Bernabéu el pasado 20 de marzo y, claro, el resultado no fue bueno para los intereses locales.

Lo que también digo es que este año es fundamental para Eric García. Vital para su evolución definitiva. El año en el que Piqué, quizá, diga basta o empiece a insinuar una pronta retirada. Allí es cuando tiene que estar posicionado. El futuro parece asegurado. Y si no lo estuviera por lo que sea, que nos dejen disfrutar a nosotros. Al final los cincuenta partidos de todos los años del Barcelona los ven completos los barcelonistas, no los demás. Que dejen en paz a un chico que ni les va ni les viene. Qué manía y qué dolor de cabeza.

Temas

En Opinión

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador