Menú

La OMS ha comentado que en los hoteles, pensiones y casas rurales tengan la máxima higiene pues se han propagado al mundo entero.

Dr. Enrique de la Morena
0

Cuando todo el mundo pensaba que con el celebre DDT (Diclorodifeniltricloroeano) desaparecerían estos insectos de la familia cimicidae, cuyo nombre es Cimex Lecturalis, no sabíamos que estos hemípteros habían huido del hombre y se habían cobijado en murciélagos y en otros animales de sangre caliente.

Al cabo del tiempo, cuando se prohibió el uso del DDT, han vuelto al ser humano, que es su huésped preferido, y nos encontramos en la actualidad que han vuelto a causar graves lesiones en el humano, ya que su picadura produce dolor, picor y enrojecimiento de la zona con la aparición de un bulto que conocemos como habón. Su trabajo es nocturno y atraídos por el calor y el anhídrido carbónico que eliminamos con la respiración, se asienta en la piel y su boca tiene dos conductos: en uno de ellos chupa sangre y por el otro nos esta vertiendo una especie de saliva que es anestésica y anticoagulante. El periodo de tiempo suele ser unos cinco minutos y a veces cambia de lugar. Por eso muchas veces nos encontramos con más de una picadura.

¿Dónde se esconde? En colchones, moquetas, muebles, ropa sucia, alfombras etc., y es el propio humano el que las traslada de un país a otro. Precisamente la OMS ha comentado que en los hoteles, pensiones y casas rurales tengan la máxima higiene pues se han propagado al mundo entero.

También es necesario que sepamos que estos insectos transmiten enfermedades tales como la hepatitis B, la enfermedad de Chagas y otro tipo de infecciones.

Otra medida necesaria es que la ropa sucia no debemos dejarla en el suelo ni tampoco llevarla en la maleta. Cuando viajamos, es conveniente que lavemos la ropa y no la llevemos sucia. Además, los insectos ofrecen resistencia no solo al DDT sino también a los organofosforados. Esto nos hace aconsejar la mayor higiene, tanto personal como de nuestra ropa en los viajes, nuestra casa, limpieza de muebles, alfombras, camas etc., que podemos tratarlos con aceite de nim, un árbol de la India que tiene también su interés en cosmética. En los EEUU están incluso preparando perros para detectar dónde se encuentran estos hemípteros en las casas.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios