Menú
EDITORIAL

Horteras en la Gran Manzana

Todo ha sido un pretexto para que la ministra y su pandilla disfruten de un viaje de lujo a Nueva York a cargo del erario público.

Mientras Sánchez ejercía de anfitrión de una de las cumbres más importantes de la Historia de la OTAN, su ministra de Igualdad se iba de gira a Nueva York con su equipo más cercano en un viaje, camuflado de oficial, con cargo al bolsillo de todos los españoles. Nada justifica el dispendio que supone montar en un avión oficial a la plana mayor de un ministerio tan inútil como el que dirige la expareja del fundador de Podemos y trasladar a sus afortunados altos cargos al otro lado del Atlántico. Pero es que el propio desarrollo del viaje y los documentos gráficos hechos públicos por sus protagonistas confirman, en efecto, que todo ha sido un pretexto para que la ministra y su pandilla disfruten de un viaje de lujo a Nueva York a cargo del erario público.

Como pretendida justificación del gasto que supone un viaje oficial de estas características, el ministerio ha dado a conocer en las redes sociales la agenda de esta troupe podemita publicando algunas imágenes de estos encuentros como soporte documental. En realidad, Montero y sus colaboradoras solo han mantenido breves reuniones con funcionarios de bajo nivel del Estado de Nueva York, a los que han apoyado ridículamente en sus esfuerzos abortistas tras la sentencia del Supremo de EEUU que deja sin efecto la calificación del aborto como un derecho constitucional.

Este tipo de encuentros en apoyo de la agenda ideológica izquierdista carecen de la relevancia institucional que debe exigirse a las autoridades cuando emprenden un viaje al extranjero. Pero en la España de Sánchez todo está supeditado a las necesidades propagandísticas del Gobierno, para lo cual los ministros usan el dinero público como si el presupuesto oficial fuera una especie de barra libre al servicio de sus caprichos.

Las fotografías de la pandilla monteril en su gira estadounidense, además de profundamente horteras, son las propias de un grupo de advenedizos que tratan de aprovecharse a fondo de una situación de privilegio con la que jamás habían soñado. Pero es que, además, entre el séquito de la ministra iba también la inefable Isa Serra, condenada en España por agresión a la policía y, por tanto, con antecedentes penales que deberían haberle impedido viajar a EEUU, tal y como reza la pregunta parlamentaria que Vox ya ha remitido al Congreso de los Diputados.

Pero las críticas más furibundas a los lujos de Montero y su banda ministerial provienen de la propia izquierda, cuyas bases asisten estupefactas a esta ostentación del despilfarro por parte de los que decían haber llegado a la política para dignificar su desempeño, eliminar los lujos y vivir como los de abajo. No deben extrañarse, por tanto, de que el fenómeno podemita esté a punto de desaparecer de la política española para tranquilidad de los españoles que sufragan con sus impuestos tanto bochorno.

Temas

En Opinión

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador