Menú
EDITORIAL

La mayor amenaza para el turismo

El surgimiento de brotes del coronavirus en todo el territorio nacional no era, como afirma el Gobierno, algo inevitable, sino una consecuencia directa de la ominosa incompetencia de Sánchez, Iglesias y compañía.

EDITORIAL
0

La imposición de una cuarentena en el Reino Unido a todos los viajeros procedentes de España es un mazazo al sector turístico, una de las mayores fortalezas de la economía nacional y componente fundamental del PIB. La decisión de Londres supone un varapalo tremendo no sólo por la importancia del turismo británico –el principal mercado emisor de turistas a nuestro país–, sino porque puede desatar una espiral de respuestas similares por parte de otros países.

Así lo destacan las agencias de viajes, que han manifestado su honda preocupación por las consecuencias de la medida adoptada por el Gabinete Johnson, justo cuando se iniciaba la –lenta– recuperación del sector tras el largo confinamiento impuesto por el Gobierno Sánchez.

Pero la decisión de las autoridades británicas no era inconcebible, habida cuenta del desbarajuste provocado por la indolente incapacidad del Gobierno social-comunista y por su falta de fiscalización de y coordinación con las autoridades regionales y locales, que ha tenido como consecuencia un notable empeoramiento de la situación sanitaria en buena parte del país; por ejemplo, en la Cataluña del liberticida Quim Torra, aún más incompetente que Sánchez, que ha convertido una región eminentemente turística en un foco incontrolado que ha hecho saltar las alarmas incluso en Francia.

El surgimiento de brotes del coronavirus en todo el territorio nacional no era, como afirma el Gobierno, algo inevitable, sino una consecuencia directa de la ominosa incompetencia de Sánchez, Iglesias y compañía. Así, el aeropuerto de Barajas, principal vía de entrada de viajeros a España, se ha convertido bajo el mando del ministro Ábalos en un verdadero coladero de personas contagiadas que luego provocan nuevos focos en sus lugares de destino, como han denunciado algunas autonomías.

España es de nuevo el país europeo que peor está lidiando con la pandemia, hasta el punto de que la sustituta del descalificable Fernando Simón al frente del organismo de las alertas sanitarias ya advierte de que podemos estar ante el inicio de una segunda oleada de covid-19, cuyas consecuencias pueden ser auténticamente devastadoras.

Y mientras todo esto sucede, los ministros social-comunistas se aplauden a sí mismos y encumbran al inepto Sánchez a los altares de los grandes estadistas por haberles mantenido en la poltrona y haber salvado el carguito a la legión de paniaguados que han empotrado en el Presupuesto. Esa es la única habilidad reconocida de Sánchez y sus palmeros, la del nepotismo a gran escala, aun a costa de la seguridad y aun la mera supervivencia de millones de españoles.

En España

    0
    comentarios

    Servicios