Menú
Emilio Campmany

El cobista hiperbólico

Como decía Peter Fallow, "si trabajas en una casa de putas, sólo puedes hacer una cosa: ser la mejor de todas". Sabia lección.

Emilio Campmany
0
Emilio Campmany - El cobista hiperbólico
José Félix Tezanos | PSOE.

La adulación es un arte. Como todo engaño, para tener éxito, exige refinamiento, sofisticación y gracia. Por supuesto, hay que convencer al adulado de que posee virtudes de las que en realidad carece, pero hay que hacerlo con mesura, calibrando el elogio, porque la abundancia de jabón, si incluye adornos de los que el lisonjeado groseramente carece, puede dejar en evidencia al halagador. Naturalmente, Tezanos es un vulgar lameculos y no cabía esperar que quien ignora los rudimentos primarios de su profesión fuera diestro en la alambicada disciplina de hacer la pelotilla. No obstante, tiene la ventaja de la credulidad de su víctima. Desde luego, Sánchez es tan obtuso que puede llegar a creerse los más disparatados halagos, por exagerados que sean. Pero no sólo es la estulticia. Son también la vanidad y la soberbia las que ciegan al halagado, y de eso Sánchez tiene a calderadas. Cualquiera que espere de él un favor o tenga que agradecerle algo puede decirle sin temor a ser descubierto como el más rastrero de los alzafuelles que no ha habido doctorando más sabio e ilustre que él desde los tiempos del doctor Zhivago. El tontivano lo creerá a pies juntillas.

En eso estamos. Según el último barómetro del CIS guisado por Tezanos, desde las elecciones generales del 28 de abril, han caído embelesados por los encantos de Sánchez la décima parte de los votantes de Podemos, la sexta de los del PP, la quinta de los de Ciudadanos ¡y más de la mitad de los de Vox! La encuesta viene a demostrar que buena parte de los votantes de derechas de toda la vida han llegado a la conclusión de que, desde Indíbil y Mandonio, no ha habido en esta pobre nación gobernante más capaz que Sánchez, y por eso están decididos a votarle, si le dan la oportunidad de hacerlo, por muy socialista que sea. Es el típico caso, le explicará Tezanos, en que la destreza del gobernante se impone a su ideología, como le ocurre a Abel Caballero en Vigo o le pasaba a Paco Vázquez en La Coruña, por decir sólo gente del PSOE.

A lo mejor me equivoco y resulta que Tezanos es un pelota de postín que sabe que, por desmedido que sea el lametón, nunca será excesivo para la arrogancia ciclópea de Sánchez. Si es así, lo sabremos muy pronto pues, si nuestro galante presidente se cree de verdad las carantoñas de Tezanos, que dice que va a votarle hasta la familia Franco, sería un insensato si no dejara caducar esta legislatura y que el rey convoque elecciones para noviembre. Si así fuera, no tendría empacho en descubrirme ante Tezanos y reconocerle el mérito de ser el mejor cobista vivo. Quizá le ha pasado que ha leído La hoguera de las vanidades y seguido el consejo que Tom Wolfe atribuye a su personaje, Peter Fallow: "Si trabajas en una casa de putas, sólo puedes hacer una cosa: ser la mejor de todas". Sabia lección.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco