Menú
ARGENTINA

Borges, mal custodiado

Las sugerencias de la presidenta argentina para la Feria del Libro de Frankfurt parecen dirigidas a ofender a Jorge Luis Borges: propuso que se recurriera al Che Guevara, a Eva Perón, a Maradona y a Gardel como los más idóneos representantes de "la argentinidad". Lamentablemente, teniendo en cuenta la decadencia de los valores en nuestro país, si exceptuamos a Gardel, no deja de ser cierta la aludida representación.

Alberto Benegas Lynch (h)
0
Respecto del primero de los nombrados, no puede hacerse otra cosa que lamentar sus asesinatos y destrozos varios, que estaban en consonancia con sus consejos en el sentido de que un revolucionario debe ser "una fría máquina de matar". Todo para imponer un enorme Gulag en América Latina. Jorge Masetti, en su momento prominente agente de los servicios de espionaje cubano, que actuó en diversos frentes guerrilleros latinoamericanos, escribe en su libro El furor y el delirio:
Hoy puedo afirmar que por suerte no obtuvimos la victoria, porque de haber sido así, teniendo en cuenta nuestra formación y el grado de dependencia de Cuba, hubiéramos ahogado el continente en una barbarie generalizada (...) me costó admitir la verdad, reconocer, diez años más tarde, la gran barbarie que ha significado el comunismo cubano (...) relacionada con la fascinación por el poder, vecina de la tendencia a practicar la crueldad.
Sobre la segunda se pronuncia el destacado político Américo Ghioldi en su libro El mito de Eva Duarte:
Como Madame Lynch y Encarnación Escurra de Rosas, Eva Duarte ocupará un lugar en la historia de la fuerza y la tiranía americana (...) el gobierno totalitario puso los poderes de coacción, de violencia y de amenaza en las arbitrarias y caprichosas manos de la esposa del primer magistrado (...) El Estado totalitario había fabricado el mito de la madrina.
Por lo que hace a Maradona, sólo cabe decir que es desafortunado exhibir como ejemplo de deportista a alguien que hizo trampa drogándose (para colmo, un Gobierno descabellado lo puso como modelo en campañas antidroga). También vale la pena consignar que ese futbolista es admirador de la isla-cárcel cubana.
 
Los organizadores de la Feria, en vista de tanto dislate, propusieron agregar el nombre de Borges, a lo que la mandataria respondió que aceptaba siempre y cuando incluyeran el de Cortázar, un gran escritor, por cierto; pero los dardos estaban dirigidos a contraponer a un anticomunista y antiperonista con un entusiasta del marxismo totalitario.
 
En resumen, pobre Borges, que en paz descanse, ¡y qué papelón internacional supone poner de manifiesto tanta incultura y tanta saña contra el espíritu de un país que estuvo a la vanguardia del mundo civilizado cuando aplicaba los principios liberales insertos en su Constitución fundadora!
 
 
© AIPE
 
ALBERTO BENEGAS LYNCH (H), autor de Estados Unidos contra Estados Unidos (Fondo de Cultura Económica, México, 2008).
0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
España Baila Flamenco