Menú
Federico Jiménez Losantos

El programa de Gobierno Sánchez-Iglesias es la libreta de Junqueras-Jové

La táctica de Sánchez, su monaguillo y sus acreedores es acelerar y presentar como hecho consumado lo que no pasa de hipótesis legalmente inaceptable.

Federico Jiménez Losantos
La táctica de Sánchez, su monaguillo y sus acreedores es acelerar y presentar como hecho consumado lo que no pasa de hipótesis legalmente inaceptable.

Algún sobrino de Arriola ha debido trasladar a la cúpula muda del PP y a la desmochada de Ciudadanos la cómoda ensoñación de que ERC hará imposible el Gobierno del Frente Popular social-comunista, inviable sin el apoyo de los separatistas, sueltos, presos o fugitivos de la Justicia, aunque fugitivo de la Justicia es todo verdugo de la nación española y su régimen constitucional, cuya derogación negocian ya el Presidente en funciones de enterrador y el libretero del preso por resucitar. Anteayer, las redacciones se llenaban no ya de deducciones sino de indiscutibles averiguaciones que tenían la virtud de aliviar la preocupación en el PP, Cs y hasta en Vox. Pero ayer se confirmaba lo que la historia reciente y el sentido común abonaban como más probable: Sánchez, con Pablenin de testigo, van a convertir la moleskine o libreta de apuntes golpistas de Jové, segundo de Junqueras, en el verdadero programa de Gobierno que votarán las Cortes.

PP, Cs y la propaganda necesaria

Olvídense, pues, las derechas de que ERC impedirá la investidura de Sánchez, porque lo normal es que la facilite, con Podemos como apoderado del golpismo en el Consejo de Ministros y prepárense a explicar, si es que pueden, por qué, ante la inminencia del Frente Popular Separatista, ni Casado ni Arrimadas han ofrecido una mayoría de Gobierno a Sánchez. No digo que la fuera a aceptar, pero los que presumen de representar el "centro constitucional" -sólo para aislar a Vox como predica el fiable Valls- tenían y tienen la obligación de presentarla a la ciudadanía, siquiera para evitar el destino de Rivera, condenado en las urnas por inútil. Y por pasarse de listo.

A mi juicio, eso es lo que están haciendo Casado y una Inés varada entre la dulce espera y la amarga cosecha de deserciones. Se han pasado de prudentes porque se pasan de listos, escondidos y a la espera del fallo del contrario, como hizo Rajoy con Zapatero. Pero, ojo, el hoy mayordomo favorito de Maduro y los narcotiranos tenía treinta escaños más y un golpe de Estado menos. Y cayó por negar la crisis económica. Si llega a depender de la fiera oposición de Cobardiano, seguiría en Moncloa. Casado, Inés y también Abascal tienen ante sí una situación terrorífica, con un Gobierno salido del Golpe de Estado y un Golpe que ha tomado los altos del Poder.

La naturaleza de Moleskine Jové

Para entender la gravedad del caso, basta leer el retrato que Libertad Digital hacía ayer del hombre clave en esta negociación: Josep María Jové:

"Jové es uno de los nombres clave del proceso separatista, una pieza fundamenta en el engranaje que condujo a la celebración de la consulta del 1-O y la posterior declaración unilateral de independencia. Detenido el 20 de septiembre de 2017 por orden del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, la Guardia Civil halló en el registro de su domicilio dos documentos imprescindibles para ilustrar el llamado "Procés", una agenda "moleskine" con apuntes sobre las reuniones del "comité estratético" que dirigió el golpe de Estado y unos papeles con el título de "Enfocats" en los que se definían los pasos a seguir para lograr la independencia.

En aquel momento, Jové era el secretario general de la consejería de Economía y Vicepresidencia y mano derecha de Junqueras en un cargo sin ninguna proyección pública. Se le atribuía el papel de primer estratega de ERC, el hombre que movía los hilos entre bambalinas para hacer realidad los deseos y encargos de su jefe, un tipo discreto y eficaz y un grafómano impenitente que lo anotaba todo en la referida agenda, desde las fechas de las citas a los comentarios claves de los personajes principales del proceso, de Puigdemont a Mas pasando por Carles Viver Pi i Sunyer (el cerebro jurídico, exvicepresidente del Tribunal Constitucional) y otros miembros del denominado "Estado mayor" del proceso.

La documentación incautada a Jové resulta fundamental para comprender el "Procés". En "Enfocats" se decían cosas como que "si queremos hacer tortillas hay que romper huevos y los huevos se deben romper cuando el aceite esté caliente" y se teorizaba sobre el control efectivo de las instituciones, la necesidad de obtener reconocimiento internacional o la de redimensionar estructuras como los Mossos, el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información o los servicios autonómicos de Hacienda una vez proclamada la república."

¿Por qué elige Sánchez, con Iglesias de monaguillo, al imputado Jové como interlocutor? Obviamente, porque no lo elige él. Lo elige Junqueras. La diferencia de nivel entre Jové, Villalta y Rufián de rufián, frente a Ábalos, Lastra y un tal Illa, apocopejo de Icetilla, es la que hay entre el que aspira a Jefe de un Estado independiente y el que quiere seguir de ministro. Madrid se rinde a la superioridad del ADN de los golpistas, para engañar a la opinión. Ya se encargará Barcelona de que el engaño salga, como siempre, a su favor.

Las fanfarronadas de la Esquerra

Sin embargo, el nivel de abajamiento, limosneo y humillación del PSOE será superlativo. De ahí la oportunidad y la necesidad de que el PP y Cs hagan públicamente una oferta de Gobierno que Sánchez no pueda rechazar y que, sin embargo, rechazará. Ayer, ERC dijo, por boca de Marta Villalta, del trío negociador de Jové, tal porción de insensateces que, si el Presidente en funciones de enterrador y el marqués asaltatumbas no les dan con la puerta en las narices es porque lo que dicen que van a negociar está ya negociado, y sólo quieren escenificar un tira y afloja para vender a sus clientelas, sobre todo a la separatista, que debaten algo más que un proyecto de demolición del régimen del 78, idea tan genérica que no puede pasar de proyecto y que deberá examinarse en las Cortes ante la oposición española.

Dijo el ser de género privilegiado por la Viogen que "la negociación deberá ser entre gobiernos, no entre partidos", y además "de igual a igual". ¿Pero cuál es el Jefe del Estado y cuál es el Estado de la parte esquerrana? Si es la República, no existe (idiota); y si es la Monarquía, no os representa. Así que, salvo que ERC reconozca como presidente de su Republiqueta al forajido de Waterloo, no puede haber negociación "de igual a igual".

En cuanto a esa "igualdad entre Gobiernos", ¿de qué gobiernos habla? ¿Del actual de Torra, del que venga tras las elecciones -en manos del mismo Torra, no ERC- de no importa qué gobierno futuro, a saber de qué partido, o de cualquier gobierno separatista que pueda existir en el futuro, aunque a lo mejor ya no exista el de Sánchez? ¿Parten de la base de que España es y será una república balcánica? Hipótesis aventurada. ¿De que el próximo gobierno catalán será de la Esquerra con el PSC y el de España, del PSOE con ERC, y ambos con Podemos? Habrá que verlo. ¿De que ya no habrá elecciones y lo que se pacte deberá obligar, no se sabe cómo, a quienes no participen de ese diálogo bilateral que sólo es de partidos, ni de Gobiernos ni de Estados?

En realidad, lo único que pueden pactar son dos delitos: la amnistía y el derecho de autodeterminación. La primera, prohibida por la Constitución; y el segundo no existe (idiotas). Sánchez puede unirse al Golpe de Estado, que eso supone la propia negociación con los golpistas, pero lo que pacte no tendrá ningún valor legal, no puede ser reconocido en la legalidad española, aunque la Banda de los ERE le tuerza el brazo al Constitucional y le rompa el espinazo al Supremo, que ya vienen torcido y roto, respectivamente. Este teatro de una negociación ilegal, que el PSOE presentará como "diálogo dentro de la Ley" y ERC como la rendición de España ante los sediciosos, es un éxito simbólico de Junqueras, pero no real. Para ser real debe haber una autoinmolación de las Cortes, sede de la soberanía nacional española, como la de las Cortes franquistas para facilitar el paso a la democracia. Imposible.

Ante la farsa, la legalidad y la realidad

En fin, el acuerdo de Gobierno social-comunista-separatista está tan obligado a saltarse la Ley, además de necesitar continuas improvisaciones, que si la Oposición es capaz de transmitir a la opinión pública la realidad de esa ilegalidad, el hecho de que el Gobierno de España se ha puesto en manos de golpistas y comunistas, dispuestos a destruir el régimen constitucional sin intentar siquiera su reforma, que sería acatar la ilegalidad del separatismo, pondría ante tales dificultades esta legislatura que apenas podría despegar.

Paradójicamente, el gran obstáculo viene de la costumbre derechista de hacer suya la palabrería izquierdista. Dos vocablos mostrencos, "bloqueo" y "gobernabilidad," impiden el cerco a un Ejecutivo cuya base sólo puede ser la asunción por el Gobierno de España de su destrucción definitiva para que Sánchez pase una temporada más en La Moncloa y los Señores de Galapagar no deban utilizar siervos que les calienten sus coches en las mañanas, porque el Estado se hará cargo de sus infinitas necesidades despótico-domésticas. La táctica de Sánchez, su monaguillo y sus acreedores es acelerar y presentar como hecho consumado lo que no pasa de hipótesis legalmente inaceptable.

Por primera vez desde las elecciones y el Abrazo de la Vergüenza, la derecha debe tomar la iniciativa; primero, ante la opinión pública, y después en las instituciones representativas, empezando por las Cortes, sin esperar a la sesión de Investidura. Claro que, si el PP cae en la tentación de dejar fuera de la Mesa del Congreso a Vox, tercera fuerza política nacional y segunda constitucional, Casado habrá investido como jefe de la Oposición a Abascal. Y la demolición del centro-derecha, tan necesaria para el Golpe, se acelerará.

En España

    Lo más popular

    Servicios