Menú

Messi lo serás tú

Messi es un astro del fútbol que ha defraudado y está obligado a devolver el dinero con intereses.

4

La campaña del Fútbol Club Barcelona para solapar la condena al jugador Leo Messi roza lo intolerable. Predica que todos somos Messi y que no piensan aguantar que se trate al argentino como si fuera un delincuente. Leo Messi ha sido condenado por el juez a pena de cárcel por no pagar lo debido a Hacienda, es decir, que ha sido castigado por cometer un delito. Y eso es ser un delincuente, lo toleren o no. El Barça debería pedir perdón a la ciudadanía por tratar de confundirla.

La sentencia todavía no es firme, pero ya se ha roto la presunción de inocencia. El tribunal no ha aceptado la supuesta ignorancia del jugador en temas fiscales ni su disculpa de “todo me lo lleva papá”. Messi está condenado y dependerá del juez que ingrese en prisión. Es costumbre que, cuando se trata de personas que no tienen otros delitos y no rebasan los dos años de condena, no se dicte el ingreso en el penitenciario; pero se advierte de que, en caso de reincidencia, igual tendría que cumplir toda la pena. Aunque aquí lo que de verdad se piensa es que no hay huevos para mandar a Messi al trullo.

De cualquier manera, el comportamiento escandaloso del Barcelona pretende poner en entredicho la culpa del jugador de facto, ya que no de iure. Habría que ver si esta acción incurre en exaltación de la delincuencia o ensalzamiento del acto delictivo. No obstante, se trata de una alucinación mediática. En un mundo de delincuentes de cuello blanco, parece posible que cualquier famoso millonario se pase la ley por el arco del triunfo. Si el fiscal no hubiera engrosado esa nueva figura jurídica, recién descubierta, en la que los fiscales no acusan, el de este asunto quizá abriría diligencias contra el club.

Messi es un astro del fútbol que ha defraudado y está obligado a devolver el dinero con intereses, pagar una fuerte multa y ser juzgado por lo penal. Es una realidad que mancha la imagen de un individuo que cobra muy caro por influir a la juventud y que ahora transmite mal rollo, comisión de delito y malos hábitos. Sin ir más lejos, yo mismo, si ingresara más de 60 millones de euros al año, como calcula Forbes que hace el jugador, no me importaría nada pagar el cincuenta por ciento al Fisco del país que pone la calidad de la comida, la seguridad, la educación, las carreteras, la sanidad, los trenes de alta velocidad y los aeropuertos, entre otras muchas cosas, para el uso y disfrute de Messi y de todo el mundo. Por cierto, que hurtar dinero en las cantidades que Messi lo ha hecho está tan perseguido como atracar un banco.

Así que “Messi lo serás tú”, si con eso los gerifaltes del Barça quieren decir que todos queremos engañar. Lo suyo no es discutir mil euros sino una pella de cuatro millones, vergüenza que el propio Barça debería haber sancionado y afeado. Hace muy poco, un chico muy joven entraba en prisión por haber robado unos ochenta euros con una tarjeta clonada, y otro lo hacía por haberse apropiado de una bicicleta de esas del Ayuntamiento. Gente de la edad de Messi que no tiene nada que declarar, sino más bien empujada al hurto famélico y la sustracción de calderilla.

En Deportes

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'No acostumbrarse a lo intolerable'
    2. Mossos: el juguete roto del separatismo
    3. Luis Herrero: 'La conjura de Lledoners'
    4. Ya van nueve ‘youtubers’ que se marchan a Andorra huyendo del infierno fiscal español
    5. Carolina Punset traiciona a Cs y se pasa al separatismo insultando al partido al que debe el escaño
    0
    comentarios

    Servicios