Menú

Igualdad de oportunidades, no de resultados

En su discurso pronunciado desde la escalinata del Monumento a Lincoln el presidente Obama dijo que las cosas están empeorando.

Fundación Heritage
0

En Estados Unidos los sueños tienen una extraña manera de hacerse realidad. Pero eso es lo que hace que el Sueño Americano sea tan poderoso, pues se renueva y normalmente se alcanza en cada nueva generación.

Hace ya más de 50 años desde que Martin Luther King Jr. describiera su objetivo de la igualdad de oportunidades para todos los americanos. Se trataba de "un sueño arraigado profundamente en el Sueño Americano", explicó; un sueño basado en "las magníficas palabras de la Constitución y la Declaración de Independencia".

En muchos aspectos, Estados Unidos ha alcanzado ese sueño y ha pasado a tener otros. Las fuentes de agua y los restaurantes segregados son cosa del pasado y las leyes garantizan un trato igualitario en cuestiones laborales. Pero en su discurso pronunciado desde la escalinata del Monumento a Lincoln el presidente Obama dijo que las cosas están empeorando:

El efecto conjunto de tecnología y la competitividad global ha eliminado los empleos que en su momento supusieron el punto de apoyo de la clase media, reduciendo la influencia de los trabajadores americanos.

No hay duda de que los americanos no han alcanzado la igualdad económica. Obama advirtió:

Se nos había dicho que la creciente desigualdad era el precio por una economía en crecimiento, una medida del libre mercado; que la ambición era buena y la compasión ineficaz y que quienes no tenían trabajo o atención médica sólo podían culparse a sí mismos.

Pero nuestra preocupación debería ser la oportunidad, no los ingresos. Y, falacia del hombre de paja de Obama aparte, el modo de incrementar los ingresos es tan simple que casi no hace falta ni decirlo: hacer que más personas tengan empleo y eliminar las barreras que impiden que se pueda escalar socialmente.

En 2010 la Oficina del Censo informó de que en el 75% del 20% de los hogares con mayor nivel adquisitivo había dos fuentes de ingresos, por sólo un 5% del 20% de los hogares con menor nivel adquisitivo. "El problema al que nos enfrentamos", comenta el analista de la Fundación Heritage Stuart Butler, "no es uno de igualdad inapropiada, sino de posibilidad inapropiada de escalar socialmente".

Una importante manera de mejorar la posibilidad de escalar socialmente y también de eliminar la pobreza sería fomentar el matrimonio. "En general, los hijos de padres casados tienen un 82% menos de probabilidades de ser pobres que los hijos de padres solteros", explica el analista de la Fundación Heritage Robert Rector. No obstante, muchas normativas federales de estas últimas décadas en realidad han fomentado la paternidad fuera del matrimonio en vez de fomentar el matrimonio.

Otra forma sería ayudar a sustituir la cultura de las soluciones rápidas y las loterías por una cultura del ahorro sistemático. También necesitamos escuelas concertadas y de otro tipo para poner remedio a la desastrosa educación pública urbana y eliminar de ese modo las cadenas que bloquean el acceso a la oportunidad.

Mientras tanto, las propuestas y normativas de la Administración Obama, desde las referentes al cambio climático a la regulación excesiva, pasando por la atención médica, están llevando nuestra economía en la dirección equivocada, haciendo que sea más caro contratar y por tanto que los empleos sean más costosos.

No hay ninguna razón por la que la economía americana no pueda continuar prosperando en los próximos 50 años. Pero deberíamos dejar de preocuparnos por la desigualdad y en cambio centrar nuestra atención en poder ofrecer a toda la gente la oportunidad de avanzar en la vida.

©2014 Libertad.org
* Traducido por Miryam Lindberg

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation