Menú

Ni Verdad ni Justicia

Las víctimas y la sociedad civil hemos de exigir lo que nos debiera unir: la Verdad y la Justicia.

Gabriel Moris
6

Acaba de cumplirse el noveno aniversario de los Atentados de los Trenes de Cercanías. Como en años anteriores, la división de las víctimas, la frialdad oficial, los homenajes versallescos, la ausencia masiva de ciudadanos en los actos y, sobre todo, la ausencia generalizada de reivindicaciones sobre la verdad de los atentados dejaron en algunas personas un poso de tristeza añadida y de desesperanza. Los medios de comunicación social, portavoces casi exclusivos de la clase política, han confirmado su alineación con una parte de la sociedad reflejada en los poderes públicos que padecemos. Algunas excepciones confirman la regla.

Durante el año pasado se produjeron tres hechos relacionados con el atentado que podrían haber tenido continuidad judicial, creo que en breve podremos evaluar la posición de la Justicia ante ellos. Como dato de partida podemos adelantar el silencio institucional y mediático. De entrada, el Tribunal Supremo ha buscado una argucia formal para impedir que se juzgue al que fuera responsable de los Tedax en aquellos momentos decisivos para la investigación o la ocultación de pruebas. Las víctimas y nuestras asociaciones también permanecemos silentes ante un tema de vital importancia para el esclarecimiento de los hechos.

Sin ánimo de ser exhaustivo, cito algunos de los actos oficiales de homenaje a las víctimas que tuvieron lugar, en la sede de la Comunidad de Madrid, en el monumento de Atocha y en la estación de Alcalá de Henares. Nuestro agradecimiento a estas iniciativas. Las víctimas, por su parte, rindieron homenaje a los suyos bajo el signo de la atomización. Creo que la tónica general fue la brevedad y la agilidad. Parece como si los asuntos cotidianos, tan urgentes, nos obligaran a dedicar el menor tiempo posible a aquellos que dieron su vida, o parte de ella, por la España que algunos disfrutan y que otros padecemos.

Creo que nueve años es un período de tiempo prudencial para que, con calma, sin premura, silenciadas las consignas, los desacuerdos, los resentimientos y los engaños ( más o menos consentidos); para que las víctimas y la sociedad civil exijamos lo que nos debiera unir: la Verdad y la Justicia, que nos secuestra el mal denominado Estado de Derecho. No puede llamarse así a un Estado que niega a las víctimas del terrorismo los derechos humanos básicos. En cambio muestra con los terroristas unas actitudes legales más generosas de lo que permite nuestro ordenamiento jurídico.

Quisiera disipar, aunque sea levemente, la oscuridad de esta fecha con unas pinceladas de fe y esperanza procedentes de la sociedad civil:

  • La presentación en Madrid y Alcalá de Henares de un libro que lleva por título Las cloacas del 11-M. Su autor, Ignacio López Bru, y la editorial Sepha merecen nuestra gratitud y nuestro reconocimiento por el esfuerzo que supone lanzar hoy en España un libro con muchos interrogantes sobre ese atentado. La instrucción del sumario, el juicio, la sentencia y la comisión parlamentaria de investigación, así como otros documentos, son los pilares que sustentan una obra que clarifica y descalifica los hechos que oficialmente se dieron como verdad judicial y oficial.
     
  • El Grupo Libertad Digital ha realizado durante estos días, en todos sus medios, una labor de recuerdo y análisis que contrasta con el silencio informativo o la sordina de muchos medios subvencionados que fueron excesivamente activos en aquellos trágicos días de 2004.

No puedo dejar de citar un caso entrañable, el de una persona que vino a Alcalá y regresó a su lugar de origen de madrugada; recorrió más de ochocientos kilómetros para apoyarnos en nuestro recuerdo y en nuestras reivindicaciones.

Con personas y medios de comunicación como los citados, España podrá algún día sacudirse el yugo que nuestros dirigentes nos pusieron un triste once de marzo. Pero hoy, nueve años después, ni la Verdad ni la Justicia han llegado a las víctimas y al pueblo español.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios