Menú

Ideas 28 de Julio de 2009

LAS GUERRAS DE TODA LA VIDA

Los negacionismos: la historia piquetera

Horacio Vázquez-Rial
Hasta ahora, se viene hablando de un único negacionismo: el del exterminio de seis millones de judíos, amén de otro crecido número de gentes de otros orígenes religiosos, étnicos o sexuales. Seis millones son muchos judíos y es una cifra que hace inútil cualquier comparación con los muertos en guerra por el ejército israelí. Si se la redujera un poquito, digamos que a la milésima parte, todo sería más fácil para Ahmadineyad y su tribu de disidentes que siempre acaban de acuerdo.
ECONOMÍA

Las renovables no crean riqueza, por mucho que os empeñéis

Juan Ramón Rallo
Es normal que un proyecto de investigación académico que concluya que las subvenciones a las energías renovables destruyen como media 2,2 empleos en la economía cause escozor; no sólo entre quienes se lucran directamente con esas subvenciones, sino entre quienes han convertido la energía en su particular ariete ideológico contra los mercados libres.
LAS BRIGADAS DE DARWIN REY

Los intocables

Ana Nuño
Fue una gran serie americana de comienzos de los sesenta y, en los ochenta, una película de Brian De Palma: el agente federal Eliot Ness se enfrentaba a los gangs de Chicago, decidido a acabar con el contrabando de alcohol y poner entre rejas a Al Capone. ¿Qué pueden tener en común los intocables Ness y su equipo con las Brigadas de Darwin Rey? ¿Que no han oído hablar de este gang? Pues ya va siendo hora.
ENERGÍA

El verde porvenir

Paul K. Driessen
Zapatero.
De la energía eólica se pueden decir muchas cosas, menos que es sostenible. España elevó su capacidad de producción en este rubro con vistas a que generara el 10% de su consumo eléctrico, pero lo cierto es que apenas genera el 1-3%, porque el viento es como es, poco constante y poco digno de fiar como proveedor de energía. Con todo, sólo en 2007 España se dejó en este asunto 3.700 millones de dólares.
UN RECUENTO CRÍTICO

Burocracias internacionales

Alberto Benegas Lynch (h)
Bandera de la ONU,
El FMI, el Banco Mundial, la ONU y su maraña de subsidiaras, como la FAO, la Cepal o la aparentemente angelical Unicef, han ocasionado cuantiosos daños a la humanidad y a la causa de la libertad en el mundo.