Menú
MIGUEL BOSÉ Y OTRAS PATERNIDADES

Vientres cotizados

El amante bandido se animó después de que lo hiciera su colega Ricky Martin. Sin embargo, a muchos de sus admiradores este mensaje de Miguel Bosé en Twitter les cayó como un jarro de agua fría: "Queridos tod@s, tengo una buenísima noticia que contaros: he sido papá de 2 niños preciosos que ayer cumplieron 1 mes. Se llaman Diego y Tadeo".

0

Por una parte felicito a Bosé, porque cumplió su deseo de ser padre a los 55 años; pero por otra lo critico, debido al método que escogió para hacerlo: el vientre de alquiler.

Hace menos de un año Cristiano Ronaldo se hizo padre sin consultar a su novia, la rusa Irina Shayk, quien sospecho no hubiera aceptado la maternidad subrogada.

Por supuesto que tienen derecho a procrear y a formar una familia en un entorno saludable y normal. Pero ¿cuál es el ejemplo que dan estos famosos?

El caso de Bosé ha levantado polvareda en las redes sociales. Muchos lo tacharon de inmoral y antinatural, porque dicen que es gay. Aunque en el pasado defendió su heterosexualidad, una ex novia dijo saber que ha tenido relaciones homosexuales. Bosé aclaró años después que es "trisexual". No sé qué quiso decir con eso, pero allá él con sus gustos. A ciertos artistas les encanta jugar con la ambigüedad.

El problema no se trata de su preferencia sexual –u orientación, como exigen que se diga–. El conflicto es moral, respecto al método, no sólo por el mercantilismo derivado del hecho de que haya mujeres que alquilen su vientre, sino por el egoísmo de los individuos que desean ser padres sin medir las consecuencias. ¿Quién defiende el derecho de un niño a tener un hogar con un padre y una madre?

Hace poco más de tres décadas nació el primer bebé por fecundación in vitro. Se calcula que desde entonces han nacido otros tres millones. Muchos matrimonios o parejas han conseguido así ver cumplido su deseo de ser padres. Desde hace algún tiempo las libertades permiten el alquiler de vientres, para que solteros, lesbianas o gays solitarios puedan también satisfacer su anhelo.

Ni siquiera para los heterosexuales ese privilegio se puede convertir en algo como ir a la tienda a comprar huevos. De ahí que médicos y juristas reclamen leyes o controles. Dicen que debe haber códigos éticos que fijen límites y condiciones. En algunos países ya existen, pero aún hay vacíos legales. Donde más garantías, médicas y sociales, hay es en Estados Unidos; quizá por eso Miguel Bosé optó por alquilar un vientre allí.

Para muchos, lo más sensible del tema son las implicaciones emocionales. Sé que algunos gays me van a tachar de homófobo por preguntar: ¿cómo será el desarrollo emocional de los hijos criados por padres de un mismo sexo?

Ciertos sicólogos admiten que, como es un proceso en desarrollo, no hay cifras sólidas que demuestren la influencia en las elecciones sexuales de los niños, y que cada caso deberá ser analizado para evaluar las circunstancias que determinan un sano desarrollo.

Tendremos que esperar muchos años para estudiar sicológica y emocionalmente a los hijos del amante bandido, a los de Martin y al de Ronaldo. Mientras tanto, la calentura del alquiler de vientres se popularizará gracias a ellos.

 

http://twitter.com/raulbenoit

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation