Menú
Juan Morote

Va por vosotros

Mientras el Gobierno juega al despiste en el circo mediático, donde lo difícil de verdad es separar a fieras de payasos, Pilar, Julio, Estíbaliz, Cristina y tantos otros llorarán de rabia cada vez que sientan la presencia de este asesino

Juan Morote
0

Vicente, Juan, Esteban, Fausto, Eugene, Juan Carlos, Vicente Javier, Juan José, Juan, Alberto, Ricardo, Carlos, Francisco, Jesús María, Santiago, Carmelo, Miguel Ángel, José, Andrés José, Antonio, José Joaquín, Jesús, Juan Ignacio, Javier Esteban y Ángel.

Va este artículo por las familias y amigos de todos vosotros. Por aquellos que fuisteis asesinados por un sádico ángel negro. Me duele que se os acoja bajo un número, que no es más que una abstracción intelectual, en este caso, de una realidad dura, muy dura. Cuando pienso en todas las víctimas del terrorismo también, como a Miguel Hernández, me duele hasta el aliento.

El asesino de todos vosotros va a salir en libertad el próximo día 2 de agosto, el día de la festividad de nuestra Señora de los Ángeles, ¡qué paradoja! Y va a salir en libertad por la falta de previsión de la mayoría y por el silencio cómplice de la minoría. En medio de la tragedia que supone para los familiares y amigos de los asesinados a manos de De Juana su puesta en libertad, el Gobierno pendula entre la comprensión, la aquiescencia y la indignación controladamente fingida.

El primer papel le corresponde a Rubalcaba, otrora portavoz del Gobierno del GAL, quien apunta estar dispuesto a afinar la redacción del Código Penal, que regula la convivencia entre víctimas y asesinos. Eso sí, para De Juana ya no, eso será pensando en el futuro.

El segundo rol lo asume Bermejo, infausto ministro de Justicia, sectario vocacional y adalid del cumplimiento del principio de Peter (en cualquier escala jerarquizada uno tiende siempre a alcanzar su nivel máximo de incompetencia). Señalaba Bermejo que debemos asumir que "a veces ocurren cosas que no nos gustan", y además tiene la desfachatez de apostillar que tampoco pidamos leyes que las cambien en un futuro. Claro que, para los estalinistas como el ministro, es inconcebible que la ley sea expresión de la voluntad general. Para él, la ley es un instrumento del poder al servicio de los intereses del partido, faltaría más.

La tercera máscara la porta la Vice, exhibiendo una calculada frialdad propia de un crupier cuando señala que el Gobierno está dispuesto a barajar otras opciones, como si todas las opciones, por el hecho de serlo, fuesen legítimas. No, señora De la Vega, las opciones son legítimas en función del bien que representan, y no en función del parecer de nadie, incluido el Gobierno.

Así, mientras el Gobierno juega al despiste en el circo mediático, donde lo difícil de verdad es separar a fieras de payasos, Pilar, Julio, Estíbaliz, Cristina y tantos otros, llorarán de rabia cada vez que sientan la presencia de este asesino, quien hace diez años pedía champagne y langostinos para celebrar el asesinato de Tomás Caballero.

Va por vosotros. Porque, a pesar de lo traicionero del paso del tiempo, estaréis siempre presentes en nuestras oraciones, y vuestros asesinos en nuestra memoria.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation