Menú
Pablo Molina

El Rubius se cargará a Podemos

Ya pueden los dirigentes podemitas y sus lamebotas mediáticos acusar de defraudadores a los 'youtubers' que se han marchado a Andorra, que, entre el Rubius y sus amigos y la banda de Sánchez, la elección está muy clara.

Pablo Molina
0
Ya pueden los dirigentes podemitas y sus lamebotas mediáticos acusar de defraudadores a los 'youtubers' que se han marchado a Andorra, que, entre el Rubius y sus amigos y la banda de Sánchez, la elección está muy clara.
Rubén Doblas, 'El Rubius'. | Imagen de Youtube

Uno es socialista hasta que empieza a pagar impuestos. En los primeros tramos de la pirámide fiscal puede que se prolongue el tonteo con las ideas estatistas, pero cuando el Gobierno se queda con la mitad de lo que ganas, la idiotez del socialismo se pasa en el acto.

Ese golpe de realidad, que muchos experimentan de manera progresiva a lo largo de un par de décadas, lo han vivido las estrellas de YouTube antes de llegar a los 30 años. Ahí han comenzado a darse cuenta de que votar a la ultraizquierda y anunciarlo a los seguidores no es un gesto gratuito, sino una bellaquería con graves consecuencias que todos, en mayor o menor medida, acabamos pagando. Ellos también.

Los que tenemos hijos adolescentes conocemos al Rubius. Es ese muchacho que interrumpe las comidas familiares desde los móviles de los más jóvenes, a los que hace reír con sus ocurrencias. Nada que objetar. Los youtubers son tipos con talento para lo suyo que, además, trabajan muchas horas al día para producir unos contenidos audiovisuales de gran calidad que entusiasman a millones de internautas.

Todo ello tiene como consecuencia que las estrellas de las redes sociales tienen una influencia decisiva en la manera de ver el mundo de millones de chavales, la mitad de ellos ya con derecho a voto y la otra mitad a pocos meses o años de adquirirlo. Desde ese punto de vista, el Rubius y sus colegas son los grandes prescriptores ideológicos. Por supuesto sin pretenderlo, porque ellos se dedican a lo que saben hacer bien y no tienen veleidades políticas, más bien todo lo contrario. Pero el hecho de que defiendan su derecho a no dejarse robar por el Gobierno es una actitud que va a permear a las nuevas generaciones. Ya pueden los dirigentes podemitas y sus lamebotas mediáticos acusar de defraudadores a los youtubers que se han marchado a Andorra, que, entre el Rubius y sus amigos y la banda de Sánchez, la elección está muy clara.

El Rubius y sus amigos ya no votan a Podemos y además denuncian la persecución fiscal de que son objeto como grandes profesionales de éxito. La enseñanza para millones de adolescentes es que los altos impuestos, al contrario de lo que les han venido contando durante tanto tiempo, son injustos y penalizan a los más productivos.

Los youtubers andorranos han despertado esa idea en las mentes de sus seguidores y eso es algo que no tiene precio. Los resultados los iremos viendo. Tú también, Iglesias. Prepárate.

En España

    0
    comentarios

    Servicios