Menú
Pablo Molina

Junqueras indultará a Sánchez

Aquí de lo que se trata realmente es de que Junqueras indulte al Gobierno de Sánchez para seguir manteniendo viva la presente legislatura.

Pablo Molina
0
Aquí de lo que se trata realmente es de que Junqueras indulte al Gobierno de Sánchez para seguir manteniendo viva la presente legislatura.
Oriol Junqueras. | EFE

A pesar de la recia indicación de Oriol Junqueras sobre el destino de unas eventuales medidas de gracia, Sánchez no va a meterse el indulto por donde le cabe. Muy al contrario, va a concedérselo al líder de ERC y a todos sus conmilitones encarcelados, aunque tenga que ir su persona personalmente a sacarlos de la cárcel a empujones.

Andamos a vueltas con el indulto a los golpistas del procés, que Sánchez y su ministro de Justicia ya dan por descontado, pero ese no es el problema real que se ventila en estos momentos. En última instancia, indultar a unos delincuentes es una facultad del Gobierno, que asume con su decisión el desgaste político de una medida graciable de esta naturaleza a un coste que, además, sería limitado, porque esa humillación permitiría a Sánchez estirar la legislatura hasta 2023, plazo más que suficiente para que los votantes olviden la canallada.

Por otra parte, ¿qué podrían hacer Junqueras o los jordis para alentar la secesión de Cataluña una vez indultados que no estén haciendo ya? Lo único que cambiará con la decisión del Gobierno será la comodidad para las visitas, que volverán a reunirse con ellos en céntricas y lujosas oficinas en lugar de hacerlo entre los muros espartanos de la prisión. Por lo demás, los golpistas siguen haciendo política exactamente igual que antes, como se ha podido comprobar en las negociaciones para la conformación del nuevo Gobierno regional catalán.

Aquí de lo que se trata realmente es de que Junqueras indulte al Gobierno de Sánchez para seguir manteniendo viva la presente legislatura, porque una retirada de apoyos de ERC en las Cortes Generales llevaría aparejada la ruptura del resto de fuerzas separatistas, lo que conllevaría a su vez la caída del sanchismo. Y eso es algo que Sánchez no va a permitir. Marisú, Yolanda, Irene, Lastra y Ábalos, tampoco. Entre todos cometerán la felonía de entregar a los sediciosos sus indultos firmados por el Rey.

Preparémonos para asistir a un ejercicio siniestro de humillación colectiva como no se ha visto jamás en un país occidental. El espectáculo ha comenzado ya.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD