print
17-VI-2003

Nos vamos a querellar

Rumores en la red
Querellas por un tubo, querellas por doquier, para dar y tomar. Si no has presentado o te han puesto una querella, hoy, en Madrid, no existes, no eres nadie. Así que, aunque no sabemos muy bien todavía contra quién ni por qué, se van a enterar. A querellarse tocan. La última era, hasta el anuncio de la nuestra, la de Balbás, que se añade a la de Tamayo, a la del PSOE, a las dos del PP y a la única presentada por ahora, la de Llamazares, sin olvidar la denuncia en nombre de no se sabe quién presentada por el que fuera abogado de Schilingo, señor Pamos. Ahí estamos.

Éramos pocos y llegó Pimentel. ¿Contra quién se ha querellado Pimentel? Y si no se ha querellado, ¿qué pinta ahora Pimentel? ¿No era escritor? Habrá perpetrado otra novela y estará de promoción. No sabemos a ciencia cierta por qué apareció Pimentel ayer en la televisión. Nuestras fuentes de absoluta solvencia, que también las tenemos, ni confirman ni desmienten nada. Alguno incluso no se acordaba de él. Pero todo el mundo se pregunta ¿es rico por su casa? En caso contrario ¿quién le paga sus caprichos? Será alguna editorial para promocionar sus libros o, en su defecto, algún constructor, fijo. Como no ponga una querella no volveremos a hablar de él.

A este paso, lograrán que se olvide, al menos por unos días, lo ocurrido en la Asamblea de Madrid. A cambio, nos estamos enterando de que algo ha pasado en Sevilla la Nueva, aunque no sabemos muy bien qué ni si es susceptible de querella, de lo sucedido en Humanes (sirve lo mismo), en Villaviciosa de Odón, aquí la cosa es un poco más difícil de determinar, pues parece ser que se trataba de un tema interno del PP, y en otros muchos municipios de Madrid. También se insinúa aquí y allá el pánico que desencadenó un posible cambio de la edificabilidad anunciado por Simancas en, entre otras grandes operaciones, la de Chamartín, aunque nadie se atreve a decir que esté relacionado con lo ocurrido en la Asamblea madrileña. Tendremos pues que esperar a conocer la querella del PSOE para saber de qué se acusa y a quién.

5 días sintetiza bien el punto de vista del monopolio: La trama inmobiliaria que investiga el PSOE apunta a la dirección del PP. “El equipo que ha designado Zapatero para conducir las pesquisas orientadas a destapar la trama que se esconde detrás de este escándalo está siguiendo numerosas pistas que guardan relación con almuerzos, cenas y otro tipo de encuentros entre los dos diputados y personas relacionadas con el PP y el mundo de la construcción”. (...) Zapatero descartó la posibilidad de exigir responsabilidades dentro de la Ejecutiva socialista a partir de la relación de algunos de sus miembros con los dos diputados 'traidores'. Sólo una concesión: “La compleja situación en la que queda la Federación Socialista Madrileña a raíz de este escándalo es también un problema añadido que queda aplazado”. Para después de las querellas, cuando se presenten. Luego aparece Rodríguez Ibarra y desbarra. Hablan mucho de golpe, tanto que esperamos que nos digan qué pinta en todo esto –elefante o topillo– Blanco.

Siguiendo con el mismo asuto, El Submarino de La Razón habla de una cena en casa de Felipe González preparada y servida por su señora. Dice que asistieron “varios comensales cualificados”, pero sólo da los nombres de Solchaga y Solana. Del resto dice que no eran políticos y que si se supieran sus nombres, darían mucho que hablar. Nos deja con las ganas, pues acaba así: ¿quién criticó la estrategia de Blanco? Uno dijo: «Ni con Borrell nos habría pasado esto»

Cambiando de tema, y volviendo al salmón de Polanco, nos enteramos un poco más de los problemas económicos de los clubes de fútbol. Al Atlético de Madrid y a otros siete equipos de Segunda, la Agencia tributaria se dispone a embargarles los derechos de televisión por lo que le adeudan, que va de los 18,2 millones del cluba madrileño a los 970.000 del Albacete. Es un aviso para que Valladolid, Celta, Málaga, Mallorca, Sevilla y Rayo Vallecano pongan las suyas a remojar, que la AT está todavía calculando a cuánto asciende lo que le adeudan. Para algunos clubs los derechos de la tele son el 60% de sus ingresos, aunque cabe que la cosa cambie cuando renueven los contratos, si se ponen de acuerdo. Por ahora les separan más de 100 millones. Se dice que, en conjunto, el fútbol profesional español acumula unas deudas de 1.625 millones de euros. O sea, que lo peor está por llegar.

Es sabido lo que decía un catalán que vivía en la capital a mediados del siglo pasado: En Madrid, a las ocho, o das una conferencia o te la dan. Otro catalán, el todavía muy honorable Jordi Pujol, dio este lunes una charla en el Círculo Financiero Génova, invitado por la Liga Europea de Cooperación Económica, nada que ver con la de fútbol. El título era tan sugerente como “¿Es Europa decadente?”. El Periódico, que, a su manera, le tiene afecto, la recoge en sus titulares suponemos que con fidelidad: Pujol teme una Europa de "vejetes que beben cerveza cuidados por negros". No desaprovechó la ocasión de darle un capón al presidente Aznar. Dice el diario todavía de Zeta que “Mientras se definía a sí mismo como "un patriota europeo", "un carolingio", dijo que Aznar "no es europeísta", sino "un visigodo". Echaremos en falta al señor Pujol.

El Confidencial digital se desmarca y no habla de querellas ni de negocios inmobiliarios ni futbolísticos, sino de que Está en marcha un plan de análisis antidroga a mandos del Ejército, que ya ha detectado dos casos. Lo que nos faltaba.

Entre este mar de vulgaridad, hemos encontrado un remanso de paz y de generosidad en un nuevo fichaje del ABC. Quizá su nombre –Luis Martínez Richart– no les diga, como a nosotros, nada, pero la suya es una reflexión importante. La soledad del artista ha titulado su pieza, un dechado de sensibilidad como hacía tiempo que no se leía en un periódico. Describe en su artículo el drama que padecen muchos artistas por la incomprensión que hacia sus solitarios empeños creativos padecen no sólo, en muchas ocasiones, por parte del público y de la crítica, sino incluso de sus allegados, que es, nos dice, la que más le duele. Habla, sobre todo de pintores, pero también cree que lo que dice es extensible a “escultores, músicos, poetas... incluso actores o cantantes”. Afortunadamente, aclara en el párrafo final, no se trata de una situación generalizada, ya que “hay muchas excepciones: artistas cuya familia les quiere tanto como el arte que profesan. Son esos artistas en verdad felices –pese a contratiempos– porque quienes conviven con ellos no han permitido que vivieran y muriesen en el melancólico mar de las peor de las tristezas: la soledad espiritual”. he aquí un alma generosa en este océano de materialismo egoísta que amenaza con ahogarnos. Pero que se ande con cuidado, no sea que le pongan una querella los aludidos.


Otros Rumores en la red:
PSER o no PSER (16-VI-03)
Cherchez la femme o qué bochorno (13-V-03)
Ruido de cheques y el enigma de Antena 3 (12-VI-03)
El día que Zapatero se fue a freír espárragos (11-VI-03)
Carcedo contra José Antonio (10-VI-03)







Enlaces patrocinados