Menú

'Je suis' Alberto y Ascen

Yo no paso página y sé que son muchos los españoles que hoy, como yo, también son Alberto y Ascen.

Teresa Jiménez Becerril
41
Ascensión y Alberto Jiménez Becerril | Archivo

Desde hace 17 años, no solo el 30 de enero, cuando ETA asesinó a mi hermano y a su mujer, sino todos los días del año, yo soy Alberto y yo soy Ascen. Y lo soy porque me tocó responder a ese teléfono que nunca debió sonar esa trágica noche en la que tres terroristas dispararon a Alberto Jiménez-Becerril, teniente de alcalde del Partido Popular de Sevilla, y a su mujer, Ascensión García, en pleno barrio de Santa Cruz , a pocos metros de su casa, donde les esperaban tres niños de 4, 7 y 8 años que nunca más volverían a ver a sus padres.

Esa es la verdadera cara de ETA, esos son los valientes gudaris que son homenajeados en sus pueblos por la calaña que gobierna y por demasiados ciudadanos vascos que empatizan más con los verdugos que con sus víctimas. Ese es el valor de los terroristas, el que les alcanza para poner bombas o disparar en Londres, Madrid, Sevilla, Nueva York o París. Cuando asesinaron a Alberto y a Ascen, la estrategia de ETA era la de "socializar el sufrimiento", que tenía como objetivo que nadie se sintiese a salvo y a la vez minar la moral de la sociedad española. Cualquier organización terrorista persigue que los ciudadanos vivan con miedo. Es por ello que debemos protegernos en Europa de quienes nos amenazan. Y si la libertad es sagrada, más lo es el derecho a la vida. Libertad y seguridad son dos caras de la misma moneda.

Hoy en Sevilla recordaremos a dos personas de bien asesinadas en plena juventud por quienes no conocen ni de lejos la libertad, porque son esclavos del odio. En nombre de mi hermano y de su mujer, seguiré trabajando con esas tres palabras que me sirven de faro, Memoria, Dignidad y Justicia , porque aunque aunque tendrían que estar garantizadas para las víctimas del terrorismo, no siempre lo están, por ello hay que defenderlas día a día, para evitar que nadie caiga en la tentación de olvidar lo inolvidable.

Yo no paso página y sé que son muchos los españoles que hoy, como yo, también son Alberto y Ascen.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios