Menú
Zoé Valdés

20-N en Cuba

Reitero que apoyo todo lo que se haga en contra de la tiranía, que no apoyo ningún cambio fraude y que no se dialoga con tiranos.

Zoé Valdés
0
Reitero que apoyo todo lo que se haga en contra de la tiranía, que no apoyo ningún cambio fraude y que no se dialoga con tiranos.
Una de las protestas contra el régimen castrista registradas este verano en La Habana. | EFE

Se prepara una nueva y, en apariencia, gran marcha en Cuba, notificada al régimen y que pedirá libertad para los presos políticos, libertad de expresión y el fin de la represión… Los organizadores son miembros de una plataforma con perfil en las redes sociales que se llama Archipiélago, y se encuentran la mayoría dentro de la isla, aunque algunos en el exilio o en ese estado que han dado en llamar "diáspora", para marcar la diferencia entre los duros radicales y los frágiles dialogueros.

El miércoles en la noche, madrugada en Europa, se produjo un debate en Twitter, en espacio cerrado, para los miembros de la plataforma Archipiélago y para los youtuberos, en los que participaron casi todos, cuando se lo permitió la conexión en la isla. Uno de los principales participantes fue Manuel Milanés, cuyo canal de YouTube cuestiona al régimen desde la economía y la política. A mi me avisó Lisbet Mejías, quien también es muy activa en su canal de YouTube, titulado Todo al fuego. Allí me planté y esperé el tiempo necesario para que me dieran la palabra, lo que agradezco. Oí paciente a todos, me parecieron presupuestos muy interesantes los planteados por estos jóvenes, aunque también desde una visión izquierdista como solución para el futuro de Cuba, que es lo que considero nefasto. Alguno de ellos había expresado días antes en las redes que se sentían defensores de los ideales revolucionarios de sus familiares, a los que no iban a traicionar…

Mi intervención fue una especie de resumen de lo que me permitió atesorar la información brindada por ellos, en sus propias opiniones. Y fui aclarando algunos puntos:

– Empecé diciendo que se cumplía un año del encarcelamiento de Yandier García Labrada, campesino del Movimiento Cristiano Liberación. García Labrada había empezado las protestas antes del 11-J pasado, fue encarcelado injustamente y condenado a 5 años de prisión, de este reo se sabe muy poco. Yandier es un campesino al que Amnistía Internacional todavía no ha reconocido como preso de conciencia porque, según una de sus representantes, no aplica como artista perseguido. Me vi en la obligación de recordar que en una isla de casi 12 millones de habitantes cuentan más campesinos que artistas, y más campesinos en acciones políticas contra el régimen sin apoyos de ningún tipo que artistas contestatarios que gozan de todos los apoyos del mundo.

– Recordé que el exilio ha apoyado diversos movimientos pacíficos, que es como se pretende el 20-N, y que yo personalmente había apoyado, incluso siendo crítica, la unión desde el Todos Unidos de Oswaldo Payá y Elizardo Sánchez, y desde dentro de Cuba a opositores miembros del Grupo ARDE (Arte y Derecho). Que quizás por eso el exilio es tan crítico con las posiciones pacifistas, porque llevamos décadas apoyando ese pacifismo sin ver ningún resultado. Que yo apoyo toda manifestación y movimiento en contra del régimen, pero es hora de ver resultados.

– Insistí en el que el exilio y Cuba son un solo pueblo, que nadie está más amenazado que otro, porque en el exilio también han asesinado a personas, y también se les ha amenazado de muerte y se les ha tratado con violencia, lo que era mi caso; de modo que la candela y lo caliente están en todas partes, desde el mismo instante en que el compromiso con nuestra lucha contra la tiranía se hace real.

– Para los que mencionaron que si había o no había que tener algo preparado en caso de que el régimen cayera el 20-N, aclaré que varios movimientos dentro y fuera de Cuba estamos preparados con proyectos reales para ese cambio radical, como son el MCL con sus 11 acciones, Fantu, el MRLM (movimientomartiano.com) con sus 10 puntos, que hay personas muy organizadas y preparadas para asumir el control.

La oposición no tiene que ser legitimada por el régimen, ni el régimen posee ninguna legitimidad real. La oposición debiera buscar comunicar con el mundo, que el mundo sea quien la legitime, y deslegitime al régimen y no lo contrario, como hace hasta ahora. Que para el 20-N debieran estar protegidos por las agencias de prensa extranjeras en la isla, y para ello hay que preparar informes de prensa en que no contengan ningún secreto estratégico de estructuración de la marcha pero informen de lo esencial.

– Que no debemos temer a las palabras venganza y guerra, que a mi modo de ver la venganza es necesaria, con vergüenza y justicia, y que tal como había precisado Milanés algunas guerras trajeron la paz, no sólo la libertad, que es lo que se persigue. Que el lenguaje debe empezar por ser libre, y no hay que permitir que siga siendo manejado por una forma idiomática que ha impuesto el régimen. Ha sido el régimen quien ha declarado la guerra al pueblo de Cuba. Una guerra en la que han muerto muchos y que dura más de 62 años. Y una guerra civil a la que llamó Miguel Díaz-Canelsingao, que reclamó un enfrentamiento entre cubanos en las calles.

– Es el pueblo quien es gigante, y no al revés. El régimen es un enano en comparación. De hecho, cualquier Gobierno es más pequeño que el pueblo que lo eligió para servirle, y no a la inversa.

No se debe marcar una diferencia con el exilio. Porque algunos de los que estamos en el exilio hemos sido impelidos a ello por razones estrictamente políticas, y no podemos ni se nos permite regresar a nuestro país.

Creo en las individualidades, y no en los colectivismos masivos, porque son las individualidades quienes dan verdadera fuerza a los pueblos.

– No existe una tiranía de 70 años. Debemos acabar con esa mentira de que Batista produjo a Castro. Batista fue de los mejores presidentes que ha tenido Cuba, que cometió errores, sí, como todos, incluso muchísimo menos que otros. En 1953 como en 1958 hubo elecciones presidenciales. De modo que tras el cuartelazo del 52 volvió a restablecer la vía democrática, con lo cual la Constitución del 40 sigue vigente. Por ese rasero podríamos afirmar que desde Gerardo Machado no ha habido más que tiranía en Cuba, lo que es falso, incluso si Estados Unidos impulsó la revolución del 34, dejando como después dejó a Batista en la estacada y a dos bandas. Debemos recobrar los eslabones perdidos por menospreciados de nuestra historia.

Es importante hablar de educación, porque educando se aprende, es mi caso. Y porque debemos aprender de los que antes nos dejaron un legado con sus respectivas experiencias de trabajo. Polemizar es aprender. La ofensa es permitida dentro de la polémica. Aquí en el Parlamento se jalan los pelos, y en Japón hasta se caen a zapatazos.

Debemos mantener de ejemplo a los países excomunistas europeos, ellos son nuestros referentes, porque ellos lucharon en contra del comunismo, que es la principal causa de la falta de libertad del pueblo cubano. Las referencias de las dictaduras o caudillismos latinoamericanos de derechas poco o nada tienen que ver con Cuba. Además de que Cuba es un caso aparte, debiéramos reconocer que tendremos que prepararnos para sentar ejemplo y escuela. En esos países comunistas, en diversas ocasiones la violencia resolvió de cuajo la situación enquistada durante largo tiempo, recordemos Rumanía.

– Alguien mencionó a la Madre Teresa de Calcuta como referente. Siento decir que para los cubanos no debiera serlo, puesto que esta señora adoraba y apoyaba al tirano Fidel Castro, como se puede comprobar en diversas imágenes y vídeos. Esta señora además tuvo un pasado bastante raro, se debe consultar el documental y los textos del escritor británico Christopher Hitchens acerca de ella. Nuestros mayores referentes son la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, porque es un referente religioso y cultural, José Martí, por supuesto, el más grande de todos los cubanos, grande y universal. Nuestro otro gran referente es Juan Pablo II, que viajó a Cuba y habló a los cubanos directamente. Es cierto que vivimos en una época desprovista de pensadores y líderes como Juan Pablo II, Ronald Reagan o Margaret Thatcher, es la razón por la que debemos voltearnos hacia nosotros mismos y buscar en nosotros. Reinaldo Arenas no escribió por gusto que "los cubanos venimos del futuro". Mucho hay de concentrado en esa frase sobre nuestras propias experiencias y los pensadores a los que podemos acudir.

– Por último, reitero que apoyo todo lo que se haga en contra de la tiranía, a favor del fin radical de la tiranía, que no apoyo ningún cambio fraude, que beneficiaría a la tiranía, y que no se dialoga con tiranos. Y que, siguiendo ese camino, doy por seguro que vamos a vencer. Muchas gracias.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia