Menú
Zoé Valdés

De Syriza a Nouvelle Donne

En Francia tenemos a Nouvelle Donne, llevan sólo un año, y se inspiran en Syriza y Podemos, ¡a correr, liberales del Perico!

Zoé Valdés
0

Alexis Tsipras, el líder de Syriza y nuevo primer ministro griego, tiene cuarenta años, ha hecho alianza con un partido nacionalista homófobo y rayano en lo xenófobo, ¿quién lo entiende? Ni una sola mujer ha elegido como ministra. De eso vamos en Grecia, ya ustedes saben, de machismo leninismo. Pero que nadie se meta a criticarlo, no se admiten críticas. Todos son elogios para la persona más incongruente, elegida democráticamente, claro está.

En Francia tenemos a Nouvelle Donne, llevan sólo un año, y se inspiran en Syriza y Podemos, ¡a correr, liberales del Perico! Su líder, Pierre Larroturou, tiene cincuenta años. O sea, que ya se le pasó el arroz, si lo comparamos con Pablo Iglesias y con Alexis Tsipras. Pero él va de joven todavía, y de inmaduro, por las declaraciones que hace en relación a Pablo Iglesias y a Podemos: un dirigente de los más extremistas que hemos conocido en los últimos tiempos, cuyo partido se inspira en el castrismo de los hermanos Castro y en el chavismo venezolano de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro, de quienes ha recibido dinero, según se comenta.

Nouvelle Donne no suena todavía tanto en Francia como Syriza en Grecia y Podemos en España, pero ellos tienen la esperanza de convertirse en el nuevo partido, más que alternativo, con idéntica fuerza que sus homólogos. Aquí tenemos otras declaraciones de Larroturou a Miguel Mora en El País, donde confiesa que el Partido Socialista francés está muerto. Es cierto, pero ellos todavía apenas respiran. No están todavía en la posición de insuflarle respiración artificial a nadie y mucho menos para venderse como los chéveres de la jugada ni como los reyes del mambo.

La juventud, para colmo, no los sigue, no se identifican con el líder cincuentón, y ni siquiera con Bruno Gaccio, una gran figura del espectáculo que invariablemente ha querido prestar su brillante curriculum y su hermoso físico para darle un empujón a Nouvelle Donne, y de paso hacer carrera política. Quien, de pronto, dice que gritar y quejarse sin hacer nada no es suficiente. Bueno, es lo que siempre hicieron los franceses hasta ahora, quejarse gritando, y a la hora de actuar se hacen los chivos con tontera.

A Bruno Gaccio sólo puedo desearle buena suerte, a Nouvelle Donne, lo mismo, pero si sus patrones son Podemos y Syriza, sin el jalón de la juventud, los veo muy mal. Recuerden que la líder más joven que hay en este país es Marine Le Pen, con cuarenta y seis años, y ya representa la segunda fuerza de poder en Francia. Entonces Nouvelle Donne tendrá que ponerse las pilas, y bien ajustadas. En Cuba se diría aprieta el culo y dale a los pedales.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD