Menú

De Prada enfrenta al Papa y Aguirre, y la sucesión del PSOE, una película de chinos

Si algo domina las portadas de este lunes en la prensa es la versión moderna del clásico "¿susto o muerte?", es decir, la foto de Rubalcaba y Chacón. (Volver)

digno dijo el día 9 de Enero de 2012 a las 21:30:16:

selor jorda, todo el mundo sabe que son los turnos, incluso el incendiario de Juan Manuel de prada, lo que usted no sabe son los limites de ventas de un negocio familiar, o tienda de toda la vida.

Una barriada concreta tiene una posibilidad de ventas de barras de pan, si se "esparcian" los horarios, los compradores se descuidaran y no lo haran dentro del clasico horario coemrcial de toda la vida, por lo que el tendero tedra dos alternativas, cerrar su tiwnda como siempre, con un menor numero de ventas, o poner un sustituto para el mismo numero de ventas, por lo que su negocio no le sera rentable y no podra mantenerlo de ninguna de las dos formas.

Nos estan dirigiendo hacia la gran superficie sin remedio, donde vas ha pasar lo que ya esta pasando, contratos basura, salarios minimos y mas inestabilidad laboral, pero la pela es la pela, la construccion de estos macro establecimientos deja muchas pelas a los dueños de solares, a los constructores y muchas comosiones e impuestos

paserifo dijo el día 9 de Enero de 2012 a las 19:07:02:

Los comercios pequeños, por su propia naturaleza, no pueden competir con los comercios grandes en horarios, personal, precios, variedad, y facilidades de pago. Pero pueden vender productos de mayor calidad o que se no producen en grandes cantidades, y servicios que no existen en los hipermercados y centros comerciales.

Y si perecen en la competición, está bien que así sea, objetivamente.
Lo ineficiente, anticuada e imperfecto ha de ceder su sitio a lo eficiente, a lo novedoso y a lo mejor. ¿Es esto cruel? Sí, toda muerte puede ser llamada cruel y triste, pero es que es inevitable. Todo lo que nace, ha de morir. Incluso las empresas, los comercios, las técnicas, los productos, los materiales, las costumbres, los gustos, las modas, las lenguas, la música, el arte. Todo lo que hace el hombre, muere, aunque haya vivido siglos.

¿Y qué pasará con la gente? Lamentará la pérdida de su negocio y o bien se levantará y seguirá viviendo o bien se dejará morir, clamando por una justicia que los hombres no pueden hacer sin cometer una injusticia sobre otros. Tal es el mundo en que vivimos. Quien piense que es posible redactar una ley para que todos seamos felices y que no falte de nada a nadie, necesita madurar en su pensamiento político y económico.

arminost dijo el día 9 de Enero de 2012 a las 16:39:15:

Es de sentido común que los comercios pequeños no pueden permitirse el abrir todos los dias, puesto que los grandes se comerán la clientela. El que no vea esto es que está imbuido se ideología.

Aiseus dijo el día 9 de Enero de 2012 a las 15:22:49:

Claro que habrá oído hablar de los turnos. Pero el que no tenga dinero para pagar a más personal o está más horas ante el mostrador o perderá clientela.

Fredense dijo el día 9 de Enero de 2012 a las 14:47:44:

Juan Manuel de Prada, en su artículo, tiene bastante razón.

paserifo dijo el día 9 de Enero de 2012 a las 14:11:26:

Hay un tiempo para cada cosa. Hay un tiempo para leer cosas buenas y útiles, y hay un tiempo para leer a Juan Manuel de Prada.

Si el Rey Salomón levantara la cabeza y viera a Juan Manuel de Prada y su obra, agarraría un salterio y se lo rompería en la cocorota. ¡Qué tío!

« 1 »