Menú

El Parlamento catalán pagó mil euros por veinte minutos de traducción

La traducción catalán-castellano que contrató este lunes el Parlamento catalán por iniciativa de ERC costó a los contribuyentes unos mil euros. todo para hablar 20 minutos con una delegación de Nicaragua que, lógicamente, se expresaba en español.

0

En la reunión de este martes de la Mesa y la Junta de Portavoces de la Cámara catalana, según han explicado a Efe varias fuentes conocedoras del encuentro, el presidente del Parlamento catalán, Ernest Benach, ha informado que los traductores costaron unos 1.00 euros.

El secretario cuarto de la Mesa, Rafael Luna (PP), pidió explicaciones a Benach por este asunto, que se ha acabado convirtiendo en un factor de tensión, sobre todo cuando poco más tarde la portavoz del grupo popular, Dolors Montserrat, ha insistido en deplorar este episodio.

Diversas fuentes presentes en la reunión han explicado a Efe que Benach ha acogido con visible irritación las críticas de Montserrat a la contratación, en plena crisis, de un servicio de traducción del catalán al castellano, máxime cuando todos los diputados del Parlamento de Cataluña entienden y hablan ambas lenguas.

Benach recordó a Montserrat, de forma muy vehemente según fuentes presentes en la reunión, que los diputados tienen derecho a expresarse en la lengua habitual de trabajo de la Cámara y que así se viene haciendo con normalidad desde 1980.

El vicepresidente primero de la Mesa, el socialista Higini Clotas, también tomó la palabra para opinar que, en cualquier caso, se hubiese podido prescindir al menos de la traducción del castellano al catalán, dado que la totalidad de parlamentarios domina la lengua española y podía entender perfectamente las intervenciones de los representantes nicaragüenses.

En una línea similar se ha expresado este martes hasta CiU a través de los diputados Jordi Turull y Antoni Fernández Teixidó; éste último ha reconocido incluso que el Parlamento se podría haber "ahorrado" la contratación de los traductores.

Críticas hasta del PSC

El portavoz adjunto del PSC en el Parlamento catalán Joan Ferran ha reprochado al director general de Cooperación al Desarrollo de la Generalidad, David Minoves (ERC), que obligase a la Cámara a contratar un servicio de traducción castellano-catalán para hablar "durante 20 minutos".

Ferran dijo que el Parlamento "debe garantizar que todo diputado o miembro del Govern se pueda expresar en catalán" y "si Minoves quería expresarse en catalán, tenía todo el derecho a hacerlo y a pedir" el servicio de traductores, cuyo coste ascendió a cerca de 1.000 euros.

No obstante, Ferran ha puntualizado que en casos como el de ayer, en el que visitaba el Parlament una delegación latinoamericana, con la que "hay una lengua común" y a la que Minoves se dirigió durante 20 minutos, era preferible utilizar el castellano y no tener que contratar un servicio de traducción: "Por sentido común, yo le hubiese ahorrado al Parlamento de Cataluña este gasto". "Yo no haría gastar 1.000 euros a una institución para hablar durante un cuarto de hora o 20 minutos. No es adecuado", ha afirmado.

Ferran ha considerado "lamentable" este gasto, especialmente "en un momento en el que intentamos ser austeros en todos los ámbitos de la vida política y administrativa" debido a la "situación de crisis" económica. Además, ha recordado que el pasado 15 de octubre compareció en la comisión parlamentaria de Cooperación y Solidaridad el alcalde del municipio salvadoreño de Santa Tecla, Óscar Ortiz, a quien los diputados que intervinieron se dirigieron en castellano y no reclamaron servicio de traducción.

Después de que ERC haya argumentado que la veintena de nicaragüenses pertenecía a la etnia miskito y su visita tenía por objeto conocer el modelo de normalización lingüística de Cataluña con vistas a aplicarlo en su país, Ferran ha afirmado que bastaba con explicarles que en el Parlamento "el 99% de las cosas se hacen en catalán". "Aquí ya lo hacemos prácticamente todo en catalán, no hacía falta una demostración empírica. No era necesario hacerles meter el dedo dentro del agua para demostrarles que está mojada", ha comentado.

 El PP no descarta pedir dimisiones

El PPC ha avanzado que cuando tenga claro quién autorizó la contratación de un servicio de traducción catalán-castellano para una delegación de Nicaragua pedirá "las responsabilidades que hagan falta", y ha añadido que no descarta exigir incluso "dimisiones" por este caso.

En rueda de prensa, la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho ha censurado el "espectáculo ridículo y lamentable" que el Parlamento dio ayer al contratar a dos traductores cuando los diputados del Parlamento hablan tanto catalán como castellano.

Sánchez-Camacho ha lamentado que se hayan usado de forma "errónea" estos recursos cuando el Parlamento "debería dar ejemplo" en tiempo de crisis, y ha exigido conocer el coste del servicio y quién lo autorizó. Según el PPC, se ha "rayado en lo ridículo" con este caso, ya que catalán y castellano "forman parte de la riqueza del patrimonio" cultural de Cataluña, ha añadido.


En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 10 comentarios guardados

    Servicios