Menú

La NASA informa sobre la formación de tormentas geomagnéticas por dos explosiones solares

Dos explosiones solares ocurridas el pasado domingo darán lugar en las próximas noches a tormentas geomagnéticas o auroras en latitudes altas, como Alaska, Canadá y en los estados fronterizos de Maine y Washington (EEUU), y desde ahí podrían descender a latitudes inferiores a estas.

L D (EFE) Las manchas solares gigantes 484 y 486, que el pasado domingo arrojaron una "eyección de masa coronal", que ocurre cuando un filamento eruptivo en la activa superficie del Sol arroja una enorme burbuja de plasma magnético hacia el espacio, han sido las causantes de las auroras que se podrán observar durante las próximas noches, según informa la NASA en su página web.

La posibilidad de que se desencadena una "fuerte tormenta geomagnética" a consecuencia del impacto de la masa coronal sobre la Tierra es de una entre cuatro. Las erupciones solares y eyecciones de masa de la corona que son enviadas al espacio interplanetario, si se dirigen hacia la Tierra, a donde llegan a los pocos días de tener lugar la explosión, pueden producir tormentas geomagnéticas, destruir los circuitos electrónicos en los satélites y dañar las comunicaciones.

El astronauta español Pedro Duque y sus compañeros en la Misión Cervantes, que llegó hace una semana a la Estación Espacial Internacional (ISS), tuvo oportunidad el pasado jueves de atravesar las radiaciones de una aurora, en este caso, austral. El campo magnético terrestre, explicaba Duque desde la ISS, protege a la superficie de las emisiones cargadas de electricidad procedentes del sol o de otros astros en la galaxia. Estas partículas se ven atrapadas por el campo magnético y se mueven dentro de él, acercándose a la tierra mucho más por los polos de la tierra.
La interacción de esas partículas con la atmósfera alta produce la aurora.

Temas

0
comentarios