Menú

La NASA reconoce que cometió un error al anunciar el octubre más cálido de la historia

El Instituto Goddard (GISS), rectifica. Tras anunciar que la temperatura media del planeta subió 0,75 ºC en octubre, reconoce que cometió un error. El GISS copió las temperaturas registradas en Rusia en septiembre. La entidad califica de "accidente" tal medición, pero culpa a otra entidad del error.

La NASA falsea la temperatura rusa
0
El Instituto Goddard (GISS), rectifica. Tras anunciar que la temperatura media del planeta subió 0,75 ºC en octubre, reconoce que cometió un error. El GISS copió las temperaturas registradas en Rusia en septiembre. La entidad califica de "accidente" tal medición, pero culpa a otra entidad del error.
"
LD (M. Llamas) El Instituto Goddard (GISS), perteneciente a la NASA, sorprendió a propios y extraños esta semana después de que sus mediciones afirmaran que la temperatura media global había subido 0,75 grados centígrados el pasado mes de octubre. Uno de los octubres más cálidos de la historia.
 
Sobre todo, en Rusia, en donde lejos de descender las temperaturas, las mediciones indicaban que el termómetro se mantenía casi invariable respecto a septiembre. Por ello, precisamente, ascendía la temperatura media en octubre, según los datos del GISS.
 
Sin embargo, tales registros eran falsos. El equipo de colaboradores que dirige el prestigioso investigador canadiense Steve McIntyre denunció el error. Y es que, la gran mayoría de las estaciones ubicadas en territorio ruso registraron la misma temperatura en octubre que en septiembre, tal y como avanzó LD.
 
El organismo que dirige el científico James Hansen (colaborador de Al Gore) ha tenido que rectificar. Este martes publicaba una breve y escueta nota en su web oficial calificando de "accidente" las mediciones registradas en octubre.
 
Aunque, lejos de pedir disculpas, el GISS señala al NOAA, organismo encargado de la lectura de determinadas mediciones atmosféricas, como principal responsable del error cometido.
 
Culpa a otra entidad del error
 
El comunicado indica que los datos del NOAA no estaban actualizados. Sin embargo, ante tal acusación, el director de comunicación del NOAA, Scott Smullen, indicó que tal organismo no es responsable del fallo, puesto que tan sólo se encarga de verificar la medición de temperaturas registradas en EEUU y no de otros países, según declaró al Daily Tech.
 
Además, el error no sólo afecta a octubre, ya que los complejos algoritmos de medición empleados por el GISS alteran los datos de otras fechas en caso de que se registren pequeñas modificaciones o variaciones. Así, el pasado agosto la temperatura media habría subido 0,11 ºC respecto al anterior registro, debido a las temperaturas erróneas registradas en Rusia en octubre.
 
El directo del GISS, James Hansen, eludió hacer ningún comentario al respecto. El GISS es una de las principales fuentes climáticas del mundo, y sus estimaciones sirven de base para los trabajos y estudios del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC).
 
Por su parte, el investigador Steve McIntyre afirma que los datos de la NASA no coinciden con las mediciones por satélite, y que octubre sigue la misma tendencia de ligero enfriamiento en la temperatura media global, tal y como se viene registrando desde 1998.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios