Menú

Simancas y alcaldes del PSOE definen la zona sur de Madrid como "un espacio para la convivencia pacífica"

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid y alcaldes socialistas del sur definieron este miércoles esta zona de la región como "un espacio para la convivencia pacífica". Rafael Simancas reiteró que en Alcorcón "no hay bandas organizadas latinas ni problemas de racismo y xenofobia sino un hecho puntual, localizado y atajado". Este miércoles por la tarde la Policía ha dispersado a un grupo de jóvenes que intentaban concentrarse sin autorización municipal y ha impedido que unos antisistema desplegaran una pancarta contra el racismo porque tampoco contaban con el pertinente permiso. El municipio madrileño ha vuelto a estar tomado por policías nacionales.

0
El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid y alcaldes socialistas del sur definieron este miércoles esta zona de la región como "un espacio para la convivencia pacífica". Rafael Simancas reiteró que en Alcorcón "no hay bandas organizadas latinas ni problemas de racismo y xenofobia sino un hecho puntual, localizado y atajado". Este miércoles por la tarde la Policía ha dispersado a un grupo de jóvenes que intentaban concentrarse sin autorización municipal y ha impedido que unos antisistema desplegaran una pancarta contra el racismo porque tampoco contaban con el pertinente permiso. El municipio madrileño ha vuelto a estar tomado por policías nacionales.
Rafael Simancas.
L D (Agencias) El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Rafael Simancas, y alcaldes socialistas del sur definieron este miércoles esta zona de la región como "un espacio para la convivencia pacífica" mientras que el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, dijo que en Alcorcón hay un problema de orden público. Tras los incidentes registrados el pasado fin de semana en esta localidad, Simancas reiteró que en Alcorcón "no hay bandas organizadas latinas ni problemas de racismo y xenofobia sino un hecho puntual, localizado y atajado".
 
El portavoz socialista criticó la actitud del PP por "avivar el fuego, echar más gasolina, no colaborar de forma leal y eficaz con el Ayuntamiento y mentir sobre la existencia de grupos latinos que extorsionan a los vecinos". Por su parte, el consejero de Justicia e Interior, Alfredo Prada, instó a Simancas a "conocer mejor los problemas reales" de Alcorcón "hablando con los vecinos" y aseguró que el líder de los socialistas madrileños "ha procurado ocultar la realidad" de lo que ocurrió.
 
Lo cierto, a juicio de Prada, es que "ha habido revueltas callejeras, que hay personas ingresadas, alguna de ellas graves, y que existen pandillas que están movilizándose como se movilizaron, no para divertirse sino con fines delictivos".
 
Desde el PP de Madrid, su secretario general informó de que su partido ha desconvocado la concentración prevista para este jueves en Alcorcón tras la petición en este sentido formulada por la delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre. Fuentes de la Delegación del Gobierno confirmaron a Efe que Mestre habló esta mañana con la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, y con Granados, para pedirles que no llevaran a cabo la concentración.
 
La petición apeló a "razones de sensatez, prudencia y responsabilidad", ya que desde la Delegación se considera que aunque la concentración perseguía un "buen fin", en estos momentos no resulta "en absoluto conveniente". El PP, que había convocado este acto contra el racismo y la xenofobia y a favor de los jóvenes de Alcorcón, decidió también no asistir este miércoles por la tarde a la concentración convocada por la Asamblea por la convivencia pacífica y contra el racismo en las puertas del Centro Joven de la localidad.
 
Desde esta organización aseguraron que "pretenden mostrar que en Alcorcón se convive pacíficamente y que no hay ningún problema de racismo con los inmigrantes, sino un conflicto con bandas". "Va a ser un acto pacífico de jóvenes alcorconeros que nada tiene que ver con los que convocan organizaciones de ultraderecha que vienen a Alcorcón", añadió un portavoz de la organización. Ante las críticas del alcalde, el socialista Enrique Cascallana, que calificó esta convocatoria como "ilegal" y que, a su juicio, "puede ocasionar un riesgo de un nuevo conflicto", la Asamblea señaló que "habrá un cordón de seguridad para que ningún joven que no apoye la convivencia pacífica entre en nuestra concentración".
 
La policía dispersa a unos jóvenes que no tenían autorización municipal
 
Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía se han visto obligados este miércoles a dispersar a los grupos de jóvenes que intentaban concentrarse en las canchas deportivas del barrio de Torres Bellas de Alcorcón convocados para manifestarse contra el racismo y la xenofobia, aunque carecían de la preceptiva autorización municipal. Además, los efectivos policiales impidieron, en torno a las 19.00 horas, que varios jóvenes antisistema desplegaran una pancarta con el lema "No al racismo. De aquí o de fuera, la misma clase obrera", porque tampoco tenían permiso para concentrarse en la zona. Por ello, tras intercambiar opiniones con los agentes, el grupo se dispersó.
 
El barrio de Torres Bellas ha vuelto a estar tomado a lo largo de toda la jornada por policías nacionales. Así, durante la tarde, el dispositivo estuvo formado por más de una veintena de agentes y dos furgonetas que se encargaron de evitar que se desarrollaran las manifestaciones no autorizada.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios