Menú

Teorías sobre las causas de la separación de Bono y la desesperación de Dragó

Ni Rubalcaba, ni Contador: el protagonista de la prensa de este martes es José Bono y esta vez por una noticia que no tiene que ver, en principio, con su patrimonio: su separación. Algunos periódicos, sin embargo, revelan los vínculos de la ruptura con los últimos acontecimientos.

MERCEDES R. MARTÍN
0

Por supuesto, el diario que más habla de la separación es La Gaceta, pero no es ni mucho menos el único. Además, con el permiso del nuevo líder del Tour, Alberto Contador, José Bono y Ana Rodríguez aparecen en todas las portadas, vestidos de boda, en su última imagen juntos. Son, incluso, objeto de editorial.

Así, El Mundo dedica uno de los suyos a la separación. Habla de un matrimonio "bajo los focos" y recuerda que su ruptura "ha venido precedida de una polémica sobre el incremento de su patrimonio". En la noticia, vincula directamente este hecho con la ruptura: dicen que la divulgación de los bienes de ella precipitó la separación. Y cuentan que ya hubo crisis antes y que Ana Rodríguez tuvo mucho que ver con la salida de Bono del primer Gobierno de Zapatero. No es la única información dedicada al presidente del Congreso en el diario de Pedro J.: también apuntan que el caso Seseña va a llegar a la Fiscalía Anticorrupción.

El País lleva el asunto a su revista de verano. Revela que la pareja ya sufrió "hace unos años" una "grave crisis matrimonial" y añade que de esa época data la aireada separación de bienes del presidente del Congreso, con varias sociedades y extraños repartos de propiedades entre sus hijos. Se hace eco el diario, con tono de revista del corazón, de la "notable transformación física" que experimentó Bono tras dejar de ser ministro. Y dicen que el político ya dijo hace dos meses que estaba al borde de la separación.

La Gaceta dedica a esta información su titular y varias páginas interiores. Destaca el diario que Bono tiene la intención de explicar este martes el reparto de bienes en la pareja. El director, Carlos Dávila, afirma que lo que les importa de este asunto no es "la culpa doméstica" sino "las responsabilidades". Y recuerda que Bono ha venido "depositando en su mujer la gran iniciativa del aumento de su patrimonio". En el editorial, el diario se pregunta si esta separación es "oportunista" y "beneficia la estrategia de disimulo que viene practicando Bono para no dar cuenta del origen de su sorprendente patrimonio".

Por otro lado, La Gaceta cuenta que la separación de Bono podría tener otra consecuencia. Citando fuentes parlamentarias, afirman que el presidente del Congreso podría acelerar la tan rumoreada futura crisis de Gobierno "cediendo el testigo a De la Vega". La vicepresidenta se convertiría así en tercera autoridad del Estado tras una hipotética renuncia de Bono, a quien retratan como "nervioso" e "inquieto", y del que dicen que se siente "solo". Otras fuentes, cuenta el diario, opinan todo lo contrario: el divorcio sólo demostraría que "quiere seguir".

Quien no seguirá, de ser ciertas las palabras de Miguel Ángel Aguilar en El País, es Zapatero. El columnista, una de las referencias del diario de Prisa, que hace unas semanas apostaba porque el presidente se fuera, ya no lo tiene tan claro. Con un tono resignado, evoca su "cueste lo que cueste" en el Congreso y advierte que "debe descartarse" que Zapatero abandone "o salga por la escalera de incendios". "Tendremos Zapatero hasta el final de esta legislatura", cuenta Aguilar, que anuncia a continuación que no habrá más agonía: el presidente no se presentará a la reelección. Aguilar no dice en qué se basa, pero sentencia que "no será otra vez candidato". Lanza una advertencia a los posibles candidatos: "Quien vaya a ser vicepresidente primero en el nuevo Gobierno anticipará su preferencia".

No entra el diario de Prisa en las nuevas quinielas que promete el vaticinio de Aguilar: prefiere, en páginas interiores y en portada, en hacer una encendida defensa de Alfredo Pérez Rubalcaba y su política con los terroristas de ETA en las cárceles. El despliegue es muy amplio: en portada, se regocija con el apoyo del PP a Interior; en las páginas nacionales, se habla de un nuevo etarra beneficiado y en el editorial, se ensalza al ministro. Sentencia que su política "debilita el control de la banda sobre los presos" y dice que la firmeza antiterrorista "no es incompatible con la aplicación de beneficios penitenciarios". Añade, en un nuevo capote a Rubalcaba, que "esos beneficios no pueden interpretarse como expresiones de indulgencia hacia quienes cometen crímenes".

ABC, que dedica su portada a un Gobierno que corre a los brazos del PNV, recoge en sus páginas la respuesta de Herman Tertsch al ministro. Recuerda el periodista que "el arrepentimiento los honra, pero no los convierte en inocentes ni los redime de sus penas", en alusión a los terroristas. "Si la manifestación del mero arrepentimiento hiciera de un criminal confeso un ciudadano integrado, las cárceles estarían vacías", dice Tertsch sobre las sorprendentes declaraciones de Rubalcaba. No tiene dudas de que nos espera "una sorpresa de armonía pacifista en el último año de legislatura", en alusión a la negociación.

Quien ya no puede más, mientras, es Fernando Sánchez Dragó. Dice en su columna de El Mundo que está seguro de que Zapatero se levanta cada día rascándose la ceja "para averiguar qué puede prohibir", tras sus recientes anuncios sobre la bollería industrial en los colegios o los anuncios de contactos. "Me ahogo, dictador", dice, preguntándose por qué en vez de prohibir no deroga "el cincuenta por ciento de sus estúpidas leyes".

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios